domingo, 25 de septiembre de 2011

1919-Cry wolf



1919 fue una banda de post punk perteneciente a la decadente época de los Uk decay, acompañándole junto a Ritual y otras demás bandas también se caracterizó por sus singulares ritmos caóticos en la bateria y sus contratiempos extraños con redoblantes prolongados. Mas esta banda hizo alguna breve diferencia dentro del ámbito que ya he dicho, puesto que no sólo tocaron post punk, muchas de las personas creen también que su música tendía a ser un poco más dark wave, en fin todo un tesoro de las primeras etapas de la decadencia y el terror en Inglaterra independientemente de su estilo o ritmo. Desconozco el año en que publicó el disco, sólo sé decir que son tres canciones cargadas con el típico post punk ochentero de Inglaterra.

Tracklist:

1. Cry wolf.
2. Dream.
3. Storm.

martes, 20 de septiembre de 2011

La ausente

¿Dónde descansa la niña que duerme bajo la luna?
¿dónde ha de descansar?

Hermosa niña que de mi boca nada has de creer, que con desdén e indiferencia me miraste aquella noche diciéndome un simple no sé; querida mía decidme dónde has cerrado tus ojos, dónde se han calmado las olas de tu alma. Decidme que mis paranoias e inseguridades no son más que invenciones, que has estado bien durante este día; que tu desaparación sólo fue un acto de magia....

No niña, sabrías que si me dirías todo aquello estarías mintiendo, puedes decirme que no sé nada pero yo en ti lo presiento, presiento que de mí no piensas nada. Mi niña con paradero desconocido, te pienso y te veo caminando entre las carreteras acompañada de malas influencias, te pienso y te veo con los ojos tan perdidos en la niebla que hasta de sólo imaginarlo me da miedo. Mi niña que está rodeada de pensamientos malditos, de locuras inexplicables de indiferencia; esa niña mía yo quisiera hacerla más que mía pero he de estar impedido frente a los actos de la vida, he de pagar las consecuencias de mi cruedad hacia las demás personas cada vez que me volteas la cara, cada vez que me miras con esos ojos de amistad. Oh niña mía por qué no me diste un sólo beso, sé que no soy nadie para obligarte a hacer algo que no deseas; sé que no soy como otros egolatras y mucho menos que tenga alguna cualidad que te agrade, pero un beso pequeña hubiese sido la despedida perfecta pues ahora estás divagando, no sé bien si es que estás en estos momentos en mi ciudad o si te has de vuelto a casa; o si siempre has sido una ausente y yo he pensado que de verdad vives conmigo. Sólo sé que las veces en las que he presentido viajar a tu lado, tu aroma, tus perfumes, tu mirada, tu pelo, tu compañía me han dejado mucho más que extasiado. Dichoso será el que disfrute de rozar tu piel y de dedicarte poemas, yo a ti no puedo culparte de mi desasosiego pues no tienes la culpa de tu hermosura.

No es culpable pues la mujer que no ha dicho nada al respecto, que ha dejado que una mente de pobre poeta falto de palabras deje llevarse por sus pensamientos; imaginarse romances que no existen y malas frases de amor, no eres culpable hoy mi niña que piense en verte otra vez y tenerte en mi lado pero a la misma vez en pensar despreciarte y dejarte en el camino. Necesito saber qué es lo que piensas. Te has ido bajo las luces de los postes en una calle vacía con una compañía en verdad nada adecuada, sólo sexo buscan, sólo quieren penetrarte sólo quieren un momento de placer contigo. Yo que de sólo sentir tu aroma me muero quisiera estar en las condiciones de ellos y tenerte una noche para luego poder dejarte en las sombras de mi mente, pero me he privado entonces de otro sentido y ya no aguanto más mi pobre silencio.

¿Luna mía en dónde estás?.....a veces parece que escucho tu hermoso andar, mis poemas y canciones se escribirán, donde tu melodiosa voz reposará. ¿Luna mía dónde estás?, parece que nunca te voy a encontrar, estás metida en un dulce aberno, yo queriéndote sacar de allí pero mi vida no es tan diferente, yo queriéndote y tu ausente. El silencio y la calmada noche me susurran tu posible muerte, pues si es entonces eso lo que ha de pasar, más muerto en vida yo he de quedar.......porque, yo ya no tengo otro sentido, que volverte a ver mañana, oir de nuevo las campanas....a la hora señalada.

Un viejo y un balón

Era aquella tarde de otoño, el cielo algo gris que daba los primeros indicios de un extraño cambio en el clima. Niños jugaban en el parque al balón mientras los árboles dejaban caer sus hojas revolcadas por el viento, el parque más o menos pequeño rodeado de casas sin alguna pintura a su alrededor daba la impresión de un paisaje poco pintoresco para el jugueteo de los niños, los niños allí seguían indiferentes al paso de las horas, al paso del tiempo; un viejo a lo lejos miraba a los inocentes.

"¿Qué sería de sus vidas sin aquel balón?...." pensaba el ya senil sujeto recostado a un anden mirando fijamente los movimientos y la trayectoría de la pelota por el parque. "Yo tenía un balón de niño, aún es ahora que no me explico por qué me lo han quitado....azul, de letras y sin mucho aire era mi entretenimiento en las horas de esparcimiento en mi niñez". Desde el ajetreo con esa criatura juguetona y sonriente, ese ser brincón al que referimos como un balón, un niño se distrajo del juego y observo entonces al hombre que ya se hacía un poco evidente en su elucubración; era poco difícil notar que había algún intéres que tenía en esos niños y ya que su ciudad era gris y no de colores aquellos jóvenes preocupados se empezaron a reunir un poco más y a susurrarse en el oído los terrores que les incitaba aquel viejo que parecía ser un pervertido. El hombre que llevaba un sombrero y vestía a la antigua como lo hacen la mayoría de los ancianos, parecía ya con la mirada perdida y ni se percataba de lo que estaba sucediendo. Entre un cruce de palabras entonces el balón corrió tan lejos que ninguno de los niños pudo ver su dirección, el señor de edad se paró precitidamente y como si hubiese sido señal de un ataque las inocentes almas salieron por ahí perdiéndose entre los callejones oscuros de una ciudad laberíntica. Fijamente los ojos en el balón, sin distraerlos de alguna otra advertencia; ya sea de luz, peligro o algo que pudiese suceder el anciano cruzaba calles a su paso mientras la pelota lo tentaba con su sensual brinconeo frenético.

Dieron las cinco de la tarde y al paso lento y la indiferencia de cuanto pasaba al lado del señor que perseguía el ausente de su niñez las horas se hacían largas y los ojos de nuestro desvencijado explorador iban ya sediendo al sueño, no hizo falta entonces que otra desgracia pasara y la pelota fuera a dar a un lugar donde vendían herramientas.

"Buenas tardes, digo noches.." preguntó el señor ya después de haber perdido el rastro del objeto dentro del taller.

"Si, buenas, qué se le ofrece señor"

"He venido aquí persiguiendo un objeto esférico, de hermosas letras y bellos poemas, de canciones alucinantes y recuerdos hermosos y azulosos. He venido aquí buscando la luna encarnada y hecha por manos humanas, buscando los recuerdos que he tenido, las horas en las que podía correr más que nunca y jugar a las escondidas"

"¿Cómo dice?" dijo un tercero que anonadado por la manera en que hablaba el intruso en el trabajo.

"Yo aquí he arrivado bajo las esperanzas de alcanzar esa hermosa perla que ha acabado de entrar, quiero que me digan dónde está; es de ella el fruto pues ya he dicho de mi nublosa niñez"

"Me temo señor que ha venido usted a un lugar no apropiado, esto es un taller no es ningún manicomio y mucho menos un lugar donde se fabriquen artefactos para recuperar la juventud"

Con esto dicho, todos los trabajadores se hecharon a reir pues de los años que el viejo tenía sobre su espalda jorobada. Sin hallar explicación alguna a las burlas el viejo se retiró del taller pensando volver otra vez cuando fuese más tarde.....dieron las doce de la noche y nuestro longevo aún no había pegado el ojo, su vejez no había podido dar contra a las enormes ansias de viajar al pasado y fue entonces que sentado frente a la ferretería y habiéndose asegurado que nadie lo viese entró sigilosamente al taller y al tanteo de sus manos empezó a buscar algo esférico, suave, que con el sólo sentirlo pudiera llegar la ambrosía de los dioses a sus dedos. Así pues el viejo escudriño hasta el rincón más pequeño del taller pero sin niguna respuesta de su objetivo, deshauciado ya el viejo se pensaba retirar cuando algo golpeó fuertemente su cabeza; era el balón, o era la luna quien lo golpeó tan fuertemente que se vio derribado en menos de un segundo. Dentro de su trance el viejo recordaba la antigua estatua de su casa, la del libertador, en donde él y sus amigos solían jugar junto al gorgojeo de los pájaros en la mañana, bajo el sol matutino que bañaba todas las casas que antes tenían su brillo y color. Recordaba que eran muchos menos que los de ahora, pero su diversión parecía ser mucho más que la de ahora; la paranoia no existía entonces y la desconfianza a la gente era su última opción.

Miraba al techo sin poder escapar de este, el señor encarcelado se encontraba ahora por alguien que se tornaba más que un sueño un demonio dentro de sus pesadillas; el viejo recordó y al recordar la nostalgía invadió su mente de tal forma que su pecho comenzó a arder cada vez más, sus costillas ya se tornaban como las de un alambre y algo en medio de ellas aceleraba su ritmo haciendo sentir unos terribles vacíos. Vacíos que nuestro senil no podía aguantar, que acompañado en sus recuerdos se convirtieron finalmente en un brebaje tan siniestro que si el balón tuviese vida se hubiera mofado de la cómica y trágica muerte. Una casa dañada por los años, una esposa de la cual ya estaba asqueado y el testamento que nunca tuvo ánimos para escribir, todo ello quedó al otro día luego que los trabajadores se sorprendieran al ver el cádaver pálido que se escondía entre la cera del piso.

Oh viejo cansado, has muerto jugando al balón y al escondite.

martes, 6 de septiembre de 2011

La cuna

Dentro de una cuna
bajo la luz azulosa,
de una tarde meláncolica
del cielo descendía,
era como pelos dorados
del sol bajaba una alegoría.

"Oh vuestros labios deseo
cuan hermosa mujer sosegada,
que estés cerca mío
que te apoyes en mi almohada"

Bajaban los cantos
de un infante callado,
de un escribano pobre y apesadumbrado
que de su oficio poco ha de estar satisfecho.

"Que en vuestras mejillas
recorran mis recuerdos,
que de mis cariños busques tus aposentos
oh de ti hermosa mía durmiente
que siempre andas metida en mi mente
mirad al cielo con los ojos cerrados
dime si acaso podéis ver mi imagen, de muy poco gallardo
mirad mi amada mía y decidme que la distancia no existe
que vuestro cielo es el mismo que el de tu escribano,
que las estrellas juguetean al son de nuestros cariños"

Buscase entonces la mujer resguardo
dentro de su cama y su manto,
queríase entonces abrigarse del frío que se iba adentrando
al anochecer que pronto iba llegando.

"Oh ¿pero qué hacéis mi princesa querida?
no busquéis dentro de ese estéril lecho algún resguardo
que de mis palabras que con tanto anhelo kilómetros han viajado
te podrás cobijar en ellas sin pedirme reclamos"

Pocos segundos después la doncella querida andaba ya soñando
en su cuna ahogada por la noche y las estrellas,

"Estrellas, luces pensativas
Estrellas, pupilas inciertas
¿Por qué os calláis si estáis vivas?
¿Por qué alumbráis si estáis muertas?"


jueves, 1 de septiembre de 2011

Punkora-Nadie a los llamados



Escudriñando en mis viejos discos, más bien en mis recuerdos musicales; buscaba y encontraba bandas con estilos muy diferentes a las que escucho ahora, aceleradas, políticas y demás que han catalogado mi juventud con ese fuego que arde de un chico acelerado que creía en la revolución. Pues bien, entre todos estos discos viejos en los que estuve viajando al pasado me encontré con esta banda de punk proveniente de Chile si es que mi memoria no me falla, son unos jovenes que con sus letras sobre inconformidad marcaron mis inicios prácticamente dentro de la música underground, ahora pues subo su música que contiene buen material político para quienes quieran escucharlo. No sé de qué año sea este disco, pero bueno el contenido es lo más importante.

Tracklist:

1. No somos un número.
2. Menos mal.
3. Tú lo sabes bien.
4. Me gusta la Polla R.
5. La alegría nunca vino.
6. Represión policial.
7. Harto de esto.
8. La vida de escape.
9. Sr. Lagos.
10. Políticos.
11. Somos la resistencia.
12. La canción del rencore.
13. Remiso.
14. Superdotado.
15. Mirando a mi alrededor.




Articulos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...