miércoles, 21 de noviembre de 2012

The stranglers - The raven (1979)


Ahora el ruido del parásito trae con ustedes uno de los trabajos más apetecidos de esta banda conocida. La banda, The stranglers, actualmente siguen tocando y sin duda han sido una banda con muchos estilos diferentes. Considerada como parte de la primera oleada del punk rock, más por su actitud que por su similitud musical, seguramente ustedes ya habrán escuchado de esta banda. El que no lo haya hecho pues he aquí su oportunidad, este trabajo; alejado del ritmo del punk no deja de ser una pieza exquisita de música. 
Con un estilo clásico entre el post punk y la new wave nace The raven, con la inspiración hacia la mitología nórdica. El cuerpo (The raven) simbolo de exploración para los Vikingos tiene este álbum dedicado a él con unas canciones muy interesantes y clásicas de la banda. De Inglaterra les dejo pues este gran álbum de esta gran banda.

Tracklist:

1. Longships.
2. The raven.
3. Dead loss angels.
4. Ice. 
5. Baroque bordello.
6. Nuclear device. 
7. Shah shah a go go.
8. Don't bring harry.
9. Duchess.
10. Meninblack.
11. Genetix.
12. Bear Cage (single A-side,1980).
13. Fools Rush Out (single B-side,1979).
14. N'emmenes Pas Harry (single A-side,1980).
15. Yellowcake UF 6 (single B-side,1979).


lunes, 29 de octubre de 2012

Untitled 9

Compraré un tiquete y me iré de aquí,
estoy cansado de oírte en el agua y mirarte en el cielo
necesito un boleto a otro mundo
necesito irme de aquí.

Sabes que siempre he sido un distraído,
paseando en medio de gente aferrada a la realidad
¡Oh!, tú tampoco me entiendes;
que me gusta caminar en las nubes.

Como te adoro, como adoro que no estés,
que así puedo pensar en si estuvieras,
como adoro que mi tren esté apunto de llegar,
no me verás nunca más.

Pero mírame levantar una mano y decirte adiós
¿no harás nada? quisiera que lo hicieras,
es tan confortante verte desde la ventana
de este transporte que no tiene estación de comienzo ni paradas.

¡Oh que te veo y quiero irme!
¡Yo te veo y quiero irme!......¡En ti!


lunes, 22 de octubre de 2012

Alucinaciones de medianoche

-Ya son varios los asesinatos ocurridos en esta ciudad, debería haber una autoridad capaz de atrapar a dichoso criminal hasta ahora desconocido, señor-

-Esa autoridad somos nosotros, se lo aseguro-

-¡Nada de eso! se han burlado de nosotros en nuestras mismas caras, muchas veces se han cometido estos crímenes siniestros en presencia de la misma policía, de los nuestros, somos unos incompetentes aquel hombre deberá estar contento en estos instantes, tiene la atención de media ciudad-

Habían pasado varios meses desde que en una ciudad sin nombre conocido, pues ya se ha extinguido, se encontraban cadáveres con los mismos rasgos de muerte; todos ellos con sus corazones extirpados, ausentes en donde deberían estar sin latir. Los detectives que eran muy pocos en cantidad y habilidad buscaban desesperadamente al hombre o mujer que fuera responsable de tales actos siniestros; las personas asesinadas no tenían nada en común, únicamente su falta de corazón literalmente. Meses de búsqueda en los que un sólo hombre había burlado a todo tipo de autoridad de manera desconocida.

En la torre del reloj, ubicada en el centro de la ciudad y donde se podía ver toda esta, se deslizaban las sombras de los gigantescos minuteros y segunderos que marcaban la hora correcta para toda la ciudad; habían perdido la cuenta de la cantidad de tiempo transcurrido, pero había alguien que contaba el tiempo con la misma precisión que dicho reloj. Sin más ni menos; era pues el dueño de este don el mismo que administraba el reloj de la ciudad y lo arreglaba en tiempos de apuros, no era el único de la ciudad pero si el único confiable; decía el hombre de vez en cuando, la verdad era muy poco lo que se le escuchaba hablar. De procedencia desconocida y padres no muy adinerados el hombre del que hablamos no era el más atractivo pero tampoco un jorobado de Notre dame; su cuerpo cadavérico a menudo se proyectaba en el panel del reloj y era tan delgado que se le confundía con el mismo minutero del artefacto, pocos sabían de su existencia pero él sabía de la existencia de todos, un sospechoso perfecto para los crímenes que buscan.

-Han reportado un nuevo asesinato en la parte sur de la ciudad, esta vez se han adentrado hasta la casa de un ser adinerado quizás sea esta la respuesta que buscamos-

-No creo sinceramente, señor, que nuestro enemigo quiera algo de dinero-

-Vamos, no sea pesimista que quiero descansar hoy; hemos estado mucho tiempo pensando en este caso-

Sus ojeras eran enormes, si, las del hombre del reloj. Dormía muy poco observando como pasaba la luna de extremo a extremo o cómo era reemplazada por el sol, creía que eran el mismo astro pues su educación era poca, una vez se le creyó oír que dijo que una era una dama vestida de invierno y la otra del verano, alguien le preguntó sobre el otoño y enfureció sin decir nada. Son cosas que comenta la gente, que dicen que el tipo de allí está loco. Ciertamente este hombre tenía una obsesión muy grande por el tiempo pero esto no significó nunca que presentara signos de locura; rechazado pero sosegado era aquel tipo. Dormir para él es una pérdida de tiempo, en conclusión.

-Señor, el problema es que no tenemos coche; se los han llevado todos por una emergencia de robo al banco central-

-¡Rayos! que el tiempo está en contra nuestra-

-El tiempo no, la ocasión. Bueno sígame y tomáremos un coche de estos civiles; sólo con mostrar nuestra placa tendrán el deber ciudadano de ayudarnos-

-Con tanta paranoia....no creo que la gente quiera ayuda-

Rápidamente tomaron un coche y se dirigieron al punto del crimen donde encontraron como esperaban de nuevo un cadáver con la ausencia de corazón, nada extraño era para los dos pero si para los pocos espectadores que aún no se enteraban de la situación de la ciudad. Llamaron a los centros de salud y criminalística avisando de la baja, no eran los únicos que estaban hartos de recibir esta noticia. El cuerpo putrefacto con ojos chispeantes parecía no haber tenido tiempo para gritar. De nuevo en la estación de policía los dos hombres comenzaron a estudiar el caso de la nueva muerte donde encontraron algo que sería totalmente revelador para el caso; todos aquellos hombres muertos habían visitado la torre central del reloj en algún momento.

-Esta parece ser nuestra clave, creo que alguien vive dentro de los relojes-

-Ha usted perdido la cordura señor, nadie puede vivir dentro de los relojes-

-Me refiero al reloj central de la ciudad, vamonos ya mismo a la casa de ese hombre, digo al reloj-

Nuestro hombre minutero y ojeroso con orejas robustas y bien formadas se la pasaba todo el tiempo yendo de un lugar a otro fijándose cuidadosamente que el reloj estuviera en buenas condiciones, sabía que si no hacía esto muchas de las personas llegarían tarde a sus trabajos o nunca encontrarían al amor citado. Engranajes y piñones examinaba con cuidado y quitaba con mucha minucia los pequeños granos de polvo que encontraba en ellos, justamente estaba limpiando uno de ellos que no representaba una gran amenaza cuando alguien tocó a la campana de la torre del reloj, no eran las doce del día ni de la medianoche eran los dos hombres quienes estaban afuera esperando a que su conjetura de la vivencia en un reloj fuera cierta, abrió el hombre minutero un poco displicente y les dejó pasar pues afuera había mal tiempo.

-Señor, imagino que por nuestros trajes sabrá perfectamente que somos detectives-

-Si-

-Hemos venido a hacerle unas cuantas preguntas sobre los asesinatos ocurridos, no le quitáremos mucho tiempo-

-Tiempo, dicen ustedes, que llevan el tiempo perdido desde que han tocado a la puerta-

El hombre lánguido les invitó a subir hasta donde se encontraba el gigantesco reloj con todos sus engranajes, subieron unas escaleras que no tenían ningún descanso parecían ser infinitas; un poco peligrosas pues no tenían mucho soporte y estaban hechas de un metal ya oxidado. Se escuchaba por toda la habitación los fuertes ecos de los sonidos que daban el constante segundo, algo insoportable para un par de personas pensantes como lo eran los detectives, estando arriba el hombre que parecía ya no tener ojos por la falta de luz se detuvo y comenzó a hablar de manera tenue.

-Han dado ustedes con la persona que lleva hacia el verdadero culpable, y los felicito. Pero pierden su tiempo-

-¿Dice usted que tiene información sobre el culpable de todos estos asesinatos?-

-Si, eso mismo. El problema es que si me escuchan seguramente otra persona morirá y no podrán hacer nada, ¿qué harán con su tiempo señores?-

-Bueno, yo y mi compañero pensamos que es mucho mejor escucharle y atrapar al asesino, después de todo si venimos luego puede que usted no tenga tiempo para hablar-

-Jojo, veo que ya nos entendemos señores, han acertado con dicha conclusión. Bueno la persona a la que yo me refiero duerme conmigo y parece que vive conmigo desde que yo recuerdo.-

-¿Qué es lo que usted dice señor?- Los dos detectives se miraban extrañados.

-Si, si, ya se que los sucesos ocurridos y dichos me convierten a mí en un complice directo de tales asesinatos, no tienen por qué recalcar mis errores. He intentado controlar a esta bestia infame de la que hablo pero no he tenido el tiempo ni la fuerza para poder lograrlo-

-Pues bueno, díganos en qué parte está este dichoso ser-

-Es demasiado obvio, estamos dentro de él-

-Señor, nosotros hablamos en serio y fuera de las teorías o filosofías que usted tenga hay personas en peligro allá afuera, de hecho todos estamos en peligro. En cualquier momento podemos morir-

-Ha dicho usted bien, en cualquier momento. Pero bueno, si quiere saber qué es lo que pienso afuera de mis ideales me temo que tendrá que irse-

-Sabía que este loco no nos iba a ayudar compañero. Lo supe desde que entramos a este lugar tan extraño, es obvio que la falta de comunicación le ha menguado el cerebro-

-El cerebro y el corazón son cosas muy diferentes señores detectives-

Sonó entonces la verdadera señal de la medianoche en ese día nublado parcialmente, una llovizna caía lentamente ya no había mal tiempo. Al sonar la medianoche el hombre flaco cayó al suelo y comenzó a gritar de dolor.

-Se los dije, que si no me escuchaban....alguien más iba a morir-

Extrañados los hombres miraban la agonía del ser flaco quien comenzaba a escupir sangre al suelo, la sangre parecía secarse y se camuflaba con el oxido. Uno de los hombres sintió asco, el otro permanecía friamente callado.

-Todas las noches, todas las medianoches es la misma sensación. Una araña cuelga de mi corazón, inyecta un leve veneno a él para adormecerme, me duele el corazón, siento como acaricia lentamente mi órgano para inyectarme dicho veneno. Este veneno......e-s...-

El hombre cayó al suelo repentinamente e intentando y luchando como si fuera un último suspiro volvió a recuperar parte de su brío. Los dos detectives seguían mirándole de manera curiosa y al recuperar un poco el aliento el hombre reanudó su conversación.

-Este veneno....es lo que me deja aquí sin poder manejar el tiempo, pierdo mi tiempo con los ojos abiertos mirando el techo mientras de aquí dentro sale una araña sedienta de sangre, su alimento es sólo eso, la sangre pura. Inexplicablemente mi corazón lo ha tomado como si fuera su lugar de incubación, debieron escucharme, debiero...r-o-n, v-a-a...-

De manera escalofriante el hombre quedó boca arriba mirando al techo, movía sus pupilas pero no daba ningún otro signo vital, los detectives creyeron que ya había muerto. Desentrañando el medio de su pecho unas enormes y delgadas patas emergieron de su piel, cada una era tan filosa que atravesaron fácilmente la piel del supuesto cadáver, luego salió una enorme bola con diminutos pelos y de color negro, lo que decía el hombre era completamente cierto; tenía una araña dentro del corazón. La araña no dudó en abalanzarse sobre uno de los detectives, cuando alcanzó a uno rápidamente le rasgó el cuello con sus enormes patas casi que decapitándole, el hombre cayó al suelo y como si perdiera la bestia toda conciencia sobre la pelea fue directo a su corazón donde rajó su pecho tal y cual lo hizo como de donde salió, al corazón le apuntó con su telaraña y pegado este quedó a su rabo, fue entonces detrás del otro detective quien ya tenía un arma. Disparó desesperadamente intentando matar a ese demonio pero no consiguió más que tener el descuido perfecto para el predador, fue tumbado al suelo a este inyectándole su veneno y su corazón fue unido hacia el otro como si fueran dos fresas enormes. La araña negra como la noche se fue de nuevo hacia donde estaba el cuerpo del minutero, incrustándose en su pecho y tejiendo una extraña tela que ya no era telaraña sino más bien como si fuera un poco de piel.

Acarició lentamente el corazón de su cuerpo haciéndole latir de nuevo, recobrando el sentido el hombre lánguido observó el cuerpo de las dos personas que aún emanaban sangre que quedaba en sus venas; no hizo más que protestar quejándose que no había tenido tiempo de detenerla de nuevo y que ella era su huésped aún.

Miraba entonces el reloj, junto a su compañera que seguramente ahora se encontraba satisfecha luego de haber devorado a los detectives; si, lo miraba con mucha precisión, sabía cuándo pasaba un segundo más lento que otro o uno que fuera más rápido, lo sabía perfectamente pues sus latidos daban cada uno de ellos con una precisión única, con la exactitud de una araña.

Escribió antes de morir junto a su terrible obsesión, sobre una hoja de papel que fue encontrada luego de la demolición de la gran torre del reloj, la frase que desde entonces le hizo conocido:

"Mi reloj se detiene a la medianoche, cuando da lugar el tiempo a mis alucinaciones"

sábado, 20 de octubre de 2012

¡¡Noticia urgente!!

Lectores y lectoras de nuestro blog, lamentamos traer esta noticia a ustedes pues no sólo se ve afectado en su gran mayoría nuestro blog sino que también nuestro ánimo para subir y divulgar estos discos y bandas que no para todos es posible encontrar en su ciudad. Lo que ha sucedido es que han bloqueado la cuenta del blog en mediafire, con lo que varios tesoros de la banda se han perdido; uno de los más lamentables es la discografía de Los Beatles, no sólo nos han jodido la cuenta en mediafire sino que también han bloqueado varios vídeos de nuestro canal en youtube. El sistema argumenta que es que no tenemos los derechos de autor de dichos materiales.

Es obvio que el sistema no comprende que nosotros no buscamos enriquecernos con el talento de las demás personas, pero su sociedad de consumo está segada en la producción y la compra del arte como si fuera algo a lo que se le pueda poner precio. No entendemos aún que el arte no tiene precio, y no entienden que aunque lo tenga esta página no busca de ninguna manera el afectar a los artistas que se interesan en vender sus productos; con la cuenta de mediafire bloqueada me temo decirles lectores y lectoras que más de 80 discos y publicaciones en el blog se han perdido, será como comenzar desde cero. Así que por ser un trabajo arduo y que requiere de mucho tiempo pedimos ayuda de ustedes lectores y lectoras para que este blog no se derrumbe a causa de las normas capitalistas de nuestro mundo, ayúdenos a recuperar los discos perdidos subiéndolos de nuevo ya sea a cualquier servidor, obviamente mediafire.com ya no es una opción, pueden subir los discos y colocar los links como comentarios en las entradas que ya tengan sus links rotos. Con su ayuda podemos de nuevo reavivar la música underground.

¡Que somos ruido, somos parásitos! 

miércoles, 3 de octubre de 2012

Décima víctima-Décima víctima (1982)




Muchas veces nos referimos a España tomando a Parálisis Permanente como una de las bandas más representativas dentro de la ola siniestra que hubo en ese país. Bueno, pues como siempre se ha dicho en este blog no hay que desprestigiar a las bandas underground, hoy traigo al blog una banda no tan underground pero si muy poco apreciada, su nombre es Décima víctima. 

Esta banda que constaba en sus inicios de un trío y luego se transformó en un cuarteto de dos españoles y dos suecos proviene de Madrid y sin duda es una de las bandas más frías que ha existido en la historia siniestra de España. Su estilo, existencial y depresivo parecido para mí a Carmina Burana (banda del mismo país) contiene unas excelentes letras y ambientaciones muy clásicas dentro del post punk. Es lo clásico, un post punk ochentero que no tiene otra intención más que expresar el "estoy acabado". La banda de poca duración como muchas de su época alcanzó a grabar varios sencillos, un maxi y dos Lp's también tengo entendido que se le han hecho un par de compilatorios y ha participado en varios compilados de pop, punk y música gótica que se han hecho en el mismo país; aquí traigo entonces uno de sus Lp's con nombre homónimo al de la banda. Un excelente material para los desahuciados que quieran acobijarse por guitarras, teclados y voces apagadas. 

Tracklist:

1. La voz que me persigue.
2. Más allá del silencio.
3. Inseguridad.
4. Escombros de un triunfo.
5. Otro futuro.
6. Almas perdidas. 
7. Hacia la luz.
8. Fe en ti mismo.
9. Detrás de la mirada.
10. Desde el acantilado.
11. Hasta el límite.
12. Decisión.



lunes, 17 de septiembre de 2012

El vestido de la niña

Descansando se encontraba bajo los barrotes que le impedían salir de aquel sucio lugar, no era para nada el estilo de su delicada higiene pero tenía que aceptar las consecuencias aunque para ella nunca debió existir alguna. Había estado encerrada allí por más de una semana y constantemente era visitada por los hombres de mismos trajes para asediarla de preguntas, los hechos eran confusos de alguna forma tenían que hacerla hablar. Pensaba acostada sobre un lecho rústico, una de las pocas cosas que había en ese encierro, ideas no muy claras, figuras sin forma, personas ilógicas, su actitud era tan natural que más bien parecía estar disfrutando de un bonito día de campo.

Llegaron una mañana de nuevo, con la insistencia de hacerla hablar; golpearon fuertemente los barrotes de su jaula como si ella fuera un simple animal y bruscamente entraron tomándola por la fuerza llevándola a un lugar donde supuestamente se podía hablar con privacidad; ella hubiera preferido que se le interrogara en la celda, sabía que detrás de las paredes del lugar a donde la llevaban habían oídos de serpientes; hasta dentro del cuarto se escuchaban los silbidos o siseos de dichosos predadores. Tenía muy en cuenta que cualquier palabra en falso sobre ese asiento haría que todas las serpientes salieran del todo de sus madrigueras y la atacaran de manera descomunal, bajo el efecto del veneno de las palabras y falsas acusaciones podría estar metiéndose en peores problemas. Pero ella no sentía culpa, aún así. Pasillos a blanco y negro que parecían ser interminables, risas e insultos por parte de las demás carcelarias, eran sólo cubos de odio que modificaban la personalidad de la gente las convertía en pequeños demonios sedientos de ver a los demás sufrir de sus mismas maldiciones, no era algo muy diferente a la sociedad. Los demonios de la sociedad son más peligrosos, están suelos, pensaba. La sentaron sobre la silla a la mitad del cuarto, al lado de una mesa que no parecía hecha de un buen material; le costó reconocer que era metal oxidado, la dejaron allí por un largo rato ella sabía que era sólo una simple rutina debían hacerlo para que la soledad, la primera de las serpientes, entrara y asechara un buen rato a la víctima. Entonces entró con voz de autoridad un oficial que no hacía más que gritarle y presionarla con venenosa furia, parecía que ella se contagiaba del ambiente y también quería gritarle; lo hizo, eso creo, y creo también que le vi un moretón en la cara tiempo después supongo que era por eso. La mujer calmada le dijo esta vez al oficial que ella hablaría si se le escuchara con mucha atención, convencería a todos los que la acusaban que su mal no era ningún mal el oficial asintió esperando otro caso nuevo de un ser disparatado, insensible ya ante la locura y muy aferrado a la horrible cordura; luego la muerte le demostrará lo contrario. Pero dejaré tranquilo al oficial es del tipo de personas que me aburre. La mujer rompiendo el silencio en una constante renovación de su seguridad fue subiendo la voz en pequeños intervalos de tiempo, varias ocasiones tuvo el oficial que decirle "repita de nuevo, no la escucho"; atrás de los vidrios estaban todos expectantes. Ahora, contaré la historia de la mujer; quizás no sea tan precisa como la de ella.

Era una mujer de pocos ingresos, no muchos estudios; se la pasaba en las calles oscuras de la ciudad de cuando en cuando vendiendo placer, eso fue en unos inicios luego que su esposo la dejara y rompiera tantas promesas que le había hecho; luego de superar aquel terrible sufrimiento optó mejor por trabajar en alguna frutería de por la calle. En un principio las noches parecían decir su propio nombre y se sentía tan augusta siendo el placer de los hombres, su cuerpo era esbelto, seguro usted hubiera caído en su telaraña; si es hombre, todas las noches en la misma esquina rodeada de un humo gris en una no conocida ciudad, un cigarro en la mano y ropa muy ligera, el frío no era problema cuando la llama del pecado se encendía; muchos de los compañeros de su ex esposo la iban a buscar constantemente lo que en ella producía mucha más satisfacción. Luego se dio cuenta que en ello no había nada de respeto, a medida que pasaba el tiempo iba ganando fama de ser una mujer de esas; los hombres la miraban ya con desprecio a menos que quisieran tener sexo con ella, algo normal en una sociedad como esta; para limpiar su dignidad se fue entonces a vender frutas con una amiga de ella quien también quería salir de ese mundo, le decía que no soportaba más las miradas juzgadoras. En la frutería las cosas pintaron mucho mejor mas de todas formas habían tiempos en que hombres se paraban frente a su negocio a insultarla pronunciando nombres de animales que ni al caso vienen. Estando allí se dio cuenta de una fuerte realidad, se estaba quedando sola y a pesar de haber disfrutado de la vida en las noches ya nadie la respetaba; no tenía casi dinero para seguir manteniendo la casa que le había dejado su ex esposo, estaba quedándose en una ruina económica y emocional. Se cambió de casa a uno de los barrios más peligrosos de la ciudad, como todo el mundo ignoraba su pobre situación pensaron que era para estar más cerca de los burdeles; su casa tenía una única habitación, un baño y una sala muy pequeña, las paredes estaban roídas por una extraña masa verde que siempre le producía asco. Ella tenía una manía usual entre las mujeres, era la de la limpieza, quizás su fuerte sentimiento de soledad le impedía terminar con aquella suciedad, era como si de alguna forma se sintiera identificada con todo eso aunque ya no era parte de la noche. El suelo era sólo la simple tierra, algo que si la enfurecía porque cada vez se atoraban algunos morros de tierra dentro de sus zapatos y le fastidiaba al andar.

La soledad la rodeaba de las formas más decadentes que se pueden llegar a pensar, era como un vago de la calle a quien nadie respeta ni tiene en cuenta; pronto la solución se halló ante ella, una niña pasó con su madre al lado de su frutería, a las dos las vio sonreír de tal manera tan emotiva que sintió por dentro una cálida brisa parecida a la sensación que tenía con su ex esposo. Saliendo del trabajo ese día, pensaba y re pensaba sobre aquel sentimiento de bienestar, era mucho mejor confiar en alguien de su misma sangre, no la dejaría ni se iría a otra parte, estaría con ella. Caminando por las grises calles pasaba por centros comerciales de alta cantidad de personas, donde siempre se encontraba a la misma imagen con diferentes sujetos, nieto con abuelo, padre con hijo, hijo con madre; sonreían, parecían muy felices, los padres se sentían orgullosos de sus hijos, los abuelos sonreían por volver a ser padres con sus nietos; los niños en su inocencia jugueteaban y se reían de cualquier cosa. Llegó a su casa con el corazón un poco acelerado, había encontrado la respuesta a sus problemas; acompañarse de un hijo no estaría nada mal para alguien tan solitario, le ayudaría a hacer los deberes de la casa cuando fuera más grande y quizás hasta luego podría sostenerle si es que garantizaba un mejor futuro para él que el que ella tuvo, ese pensamiento decadente de pensar que alguien podría cumplir sus sueños y ella podría ayudarle la invadieron y empezaron a cegarla. Inconsciente se la pasó hasta que se puso la luna sobre las montañas y el sol salió del otro lado, no había pensando por tanta euforia que necesitaba de un hombre o un compañero siquiera para que pudiera quedar embarazada, fue la amiga de su trabajo quien la dejó perpleja al decirle eso. Había ya pasado mucho tiempo desde que salió de la vida nocturna, sus senos estaban caídos y su piel se había añejado con el tiempo; no tenía el mismo color en su cara, las frutas se lo habían dejado todo para ellas. Llegó el terror encarnado en la desilusión, jamás conseguiría un hombre con tal aspecto; a menos que fuera uno de esos decrépitos desesperados y ella no pensaba caer tan bajo le asustaba pensar en ello. De aquel lugar donde provino la desilusión también llegó la respuesta a su problema, existía algo llamado la adopción; podía ella ir a un instituto a adoptar a uno de esos niños que dejan huérfanos o abandonan en la calle, mucho mejor le dijo su amiga pues si adoptaba uno de la edad justa se ahorraría la infancia; el tener que estar con él todo el día. La idea fue estupenda para la mente un poco resquebrajada de la mujer, fue esa misma tarde para averiguar los trámites de adopción, se sorprendió que en aquella ciudad fuera tan fácil obtener un niño de la nada; esa noche tampoco durmió sedada por el pensamiento de alegría de escuchar las sonrisas del adoptado en la casa, de tanto pensar se convenció que lo que quería no era un niño sino una niña. Las mujeres eran mucho más sensibles, además se la llevaría mejor con ella y le enseñaría el camino de una buena mujer, ella que había pasado a través de las garras de muchos demonios le enseñaría a su nueva hija a no ser como ella, el querer ver a alguien más siendo lo que ella no fue cada vez hacía una grieta más fuerte dentro de su cabeza.

A medida que pasaban los meses y se acercaba el día tan bien planeado de la adopción, la mujer salió a centros comerciales que eran mucho más caros que sus pocos ingresos y averiguó ropa de marca, artilugios para niños que se pudieran acomodar a la idea majestuosa de su hija, ya la tenía como una divinidad, era como una diosa de la salvación a la muerte; lo que la resucitaría cuando traspasara el umbral de la puerta. Compró un coche de bebe, un vestido color rosado y un biberón; su dinero ahorrado no alcanzaba para comprar nada más, indignada por este hecho salió del centro comercial pero luego contentada de nuevo por la euforia se fue a su casa a pasar otra noche más en vela; esa noche se la pasó acariciando el lindo vestido de su nueva hija. Por fin llegó el día tan esperado por la mujer, al salir del trabajo a las seis como siempre lo hacía se fue al instituto de adopción a diligenció todos los papeles para acreditarse de ser una buena madre, ya había escogido a una niña entre todas las que habían; su edad era de 5 años y parecía ser muy callada pero con una sonrisa de un ángel. Alegre la abrazó fuerte y se la llevó para su casa, la niña sonrió a su encargada para despedirse de ella, cuando llegaron a la casa algo no planeado comenzó a dar efecto; la niña comenzó a llorar fuertemente que hasta molestaba a los vecinos; la mujer intentó ponerle el vestido, ella era una mujer quizás sentirse bien la calmaría, forcejeó con ella hasta que concluyó que el vestido no se lo podía poner; salió a la calle a darle un paseo en el cochesito pero tampoco consiguió el resultado que quería, la bella sonrisa con la que siempre había soñado. Le dio biberón, pero era muy grande ya para eso; no le gustaban esas cosas fuertemente lo rompió contra la pared; en medio de la desesperación se le iluminó la cabeza, tenía hambre eso era lo que pasaba, fue por un poco de comida en la nevera pero resultó que ni eso la calmó, esa noche la pasó en vela no sedada por su placer, ahora sedada por sus pesadillas de ver a una niña lloriqueando en vez de reír, ¿cómo es que nunca había pensando en eso? ¿cómo es que nadie la había advertido sobre aquello?; en la calle siempre se veían reír con sus familias, el destino de nuevo la castigaba con hacer algo mal, era ella la que se encontraba maldita pues nunca conseguía lo que quería, no podía conseguir que alguien más fuera lo que ella quería que fuera. Al otro día se fue al trabajo dejando a la niña con un vecino y reflexionando sobre si había tomado una buena decisión, en su trabajo su amiga la persuadió diciéndole que no todo era felicidad con los niños, habían momentos agobiantes pero luego las gracias se darían con la añorada sonrisa. La mujer convencida de lo que le decía su amiga volvió a su casa con nuevos bríos, en casa de la vecina se había portado de maravilla y hablaba mucho; cuando ella llegó todo pareció cambiar, era algo infernal una niña del infierno con su lloriqueo de nuevo, no hablaba ni decía qué era lo que le ocurría ¿por qué a ella no? ¿qué tenía en contra de ella? de haber sabido habría adoptado mejor a alguien menor, la niña podía contar su sufrimiento pero no quería.

Esa noche ocurrió lo impensable, sólo apenas de llevar dos días en casa de la mujer; la mujer comenzó a creer que la niña se creía demasiado como para sonreirle a ella, siempre había visto a niños y niñas reír con familias adineradas, el vecino tenía más dinero que ella; era mejor persona y tenía esposa. Era eso, la niña se reía de su pobreza emocional y su carencia de dinero, había llegado a la casa no con una corona de espinas sino con una de oro, era una maldición peor a la que antes tenía. Enfocada en el sentimiento de perturbación se paró frenéticamente de su cama, la niña lloraba fuertemente, le puso una mano en la boca y la estrelló fuertemente contra la tierra; la niña en menos de un segundo quedó inconsciente, la mujer no estaba satisfecha, creía que en cualquier momento despertaría de nuevo con su burla hecha llanto, fue por un objeto filoso y se lo clavó varias veces detrás del cuello, la sensación de placer fue tanta que el cuello de la niña casi se desprende de su cabeza era como si hubiese cometido una decapitación. Tenía el vestido rosado manchado completamente por un mar de color rojo que parecían ser lagrimas, de hechos brotaron bichos que parecían ser de la tierra, comprendió lo que ocurría; la niña lloraba por sentirse atormentada del mal de los bichos; no se sentía mal de todas formas. Ella la amaba, quería calmarla y dejar que llorara; decía eso en forma de excusa, había logrado calmarla. La desvistió y se la llevo a un pequeño riachuelo metida dentro de una bolsa, los buitres incluso en la misma noche parecían mirarla con culpa, reclamaban el cuerpo de la pequeña niña quien era más de la naturaleza que de su falsa madre; al llegar al riachuelo la mujer sintió un mal presagio de todo esto, creía que todo había ocurrido por obra y gracia del mismo Satan, con despacio le sumergió su cabeza casi desprendida al río y la bautizó para librarla de los demonios que miraban desde el subterráneo, le quitó su vestido color rosa y rojo y lo llevo de regreso a su casa dentro de la bolsa. Los buitres se quedaron con el cuerpo de la niña, había hecho lo posible para salvarla del mal; que las aves de carroña se alimentarán de su cuerpo en proceso de descomposición era una muy mala señal para su entrada al más allá. Durmió esa noche de la manera más tranquila que pudo haber dormido en su vida, no era una asesina, estaba loca. Al otro día dijo a todos sus cercanos y conocidos que la crianza de la niña iba a las mil maravillas, por fin había logrado que guardara el silencio tan deseado; nunca antes había sentido tanto sosiego, había logrado que alguien fuera como ella quería ser y no tenía el valor, un cadáver. Varios le dijeron que algún día le harían la visita para ver a la chica, con lo que ella respondía que mejor la sacaría de casa y la llevaría al trabajo o algún lugar para que todos la conocieran. Comenzó luego a pensar en adoptar otra niña pero las cosas terminaron ese mismo día cuando un oficial llegó a su casa y entró fuertemente por la puerta sin previo aviso, era un barrio pobre y los policías tenían cierto grado de impunidad que en este caso fue de mucha ventaja pues al entrar vieron el vestido de la niña puesto sobre el coche y en el suelo al lado de aquel el cuchillo ensangrentado; la mujer se asustó cuando vio los policías dentro de su casa y antes que pudiera decir algo fue arrestada y llevada a la comisaria, era la presunta asesina de la niña.

A pesar de haberle encerrado sus sueños en un cubo de cemento las cosas no eran muy diferentes a su hogar normal, eran incluso mejores pues ya no tenía que ir a trabajar; estaba acostumbrada a ese mundo de encierro, lo que si le asustaba un poco eran las demás reclusas y se quejaba constantemente del aseo de las jaulas ya que ella no era la que lo hacía. Aún no se encontraba en la cárcel pero si estaba dentro de una comisaria, luego de una semana de investigación descubrieron que el cuchillo tenía las huellas dactilares de ella pero se encontraron con una sorpresa, la sangre seca que allí estaba no era de la niña sino de un animal cualquiera de los que venden en la carnicería, en el vestido no había sangre sino pintura. ¿qué era lo que había pasado entonces? ¿por qué el llamado del vecino?

Pensaron en dejarla libre hasta que para mala suerte de la mujer encontraron a la niña en el río, hicieron unas investigaciones pero no encontraron nada; parecía todo haber sido un accidente, en un inicio la mujer quería llorar por la muerte de su hija haber si así daba una fachada y la dejaban ir. Luego encontraron el verdadero cuchillo que realmente la inculpó y fue ella trasladada a la cárcel de mujeres; pero había un oficial que creía que una mujer así no era la culpable de todo eso, era demasiado sencilla como para cometer un crimen de esa manera tan fría, comenzó entonces a interrogarla seguidamente creyendo que presionándola encontraría indicios de un cómplice.

-Me manipularon- dijo la mujer con un tono más recuperado.

-¿Quién lo hizo?- preguntó el oficial.

-Fue el vecino, fue la sociedad, fueron todos-

-Señora le pido que sea clara-

-La sociedad me vendió la idea que tener una familia me haría alguien feliz, habían propagandas de aquello y siempre viví con esa idea. Pero fue en especial aquel vecino quien me pidió que le dejase guardar el vestido ensangrentado de la niña, si quieren pueden ir por él y lo encontrarán. Me decía constantemente que mi hija adoptada era demasiado hermosa, que se la regalara; al yo no querer hacerlo comenzó a manipularme diciéndome que la niña hablaba mal de mí, se reía de mí a mis espaldas y que le gustaba verme angustiada luego del trabajo, por lo que ella lloraba-

La mujer hizo una pausa para tomar un poco de aire.

-Me dijo que le diera la ubicación del cuerpo para que él le diera las buenas noches, no quise decirle nada porque sabía que él era el mismo Satan, se veía en sus ojos. No me siento culpable de nada, a pesar de haberme manipulado tanto tenía razón; la niña dejó de llorar cuando le apuñalé el cuello.

Me dio luego el vestido con pintura roja, la misma noche en que yo asesiné a mi hija, con tal de recordar que de ahora en adelante sería una mujer más tranquila. Luego se fue a su casa indignado por no haberle dicho en donde yacía el cuerpo de la niña-

En acción rápida, el oficial ordenó que mandaran una patrulla a la casa del vecino más cercano. Pero por más intentos que hicieron de logística intentando ligar a los vecinos con el caso, encontraron que el vecino más cercano se encontraba a kilómetros de la casa de ella y que nunca supieron nada de la mujer.
                                                                                                 
     -José David León Rodríguez-









viernes, 31 de agosto de 2012

La bandal trapera del río-La banda trapera del río (1979)


¿Qué era lo que escuchaban los rockers españoletes antes que eskorbuto, cicatriz, siniestro y otras bandas?
Bueno, la respuesta se encuentra en ciudad Satélite conocida mejor con San IIdefonso de Barcelona en los años 1976 y viene acompañada de letras duras y un estilo muy de garage durante el estallido del punk en Inglaterra. Considerados por algunos los precursores del punk en español, por otro como una banda épica del rock and roll, La banda trapera del río se hizo conocida no sólo por su antigüedad sino por un fuerte estilo rockandrollero y letras salidas de callejones malolientes. 

Cómicos y provocadores, desquiciados y por sobretodo rockers, sea cual sea la etiqueta que quieran ponerle ustedes, lectorxs, a esta banda yo la considero realmente una de las joyas que hay dentro del rock en general de España. Aquí tenemos su segundo trabajo grabado con el mismo nombre de la banda, que fue lanzado luego de su primer Single; la banda separó su formación original en 1982, aunque luego se han hecho otras formaciones y se han vuelto a unir han durado muy poco tiempo y sólo han sido más que todo con la intención de realizar giras y conciertos.

Tracklist:

1. Curriqui de barrio.
2. No dais la cara.
3. Meditación del Pelos en su paja matinera.
4. Venid a las cloacas.
5. Confusión.
6. Eunucos mentales.
7. Ciutat podrida.
8. La regla.
9. Padre nuestro.
10. Nos gusta cagarnos en la sociedad.
11. Nacido del polvo de un borracho y el coño de una puta.
12. Intro.
13. El 600.
14. Dona.   



lunes, 30 de julio de 2012

Nosferatu-Legend (1994)


Aquí comparto con ustedes otra enigmática banda de Inglaterra, actualmente son una de las bandas más referidas dentro de la escena del rock gótico en Europa aunque no tengo mucha información de ellos. Este álbum conocido titulado Legend, tengo entendido que tiene varios temas de sus singles, su mayoría en mix. Nosferatu actualmente es una de las bandas más importantes de rock gótico y se formó en 1988 como parte de la segunda oleada oscura, se le conoce mucho en Europa por conservar ese estilo clásico del rock gótico y porque además ha realizado muchos conciertos en la región. En mi opinión, una de las bandas underground que me rece más cuidado. Si alguien puede conseguir más información de esta banda estaríamos muy agradecidos. 

Tracklist:

1. The wiccaman.
2. Abominations [Assylum Mix].
3. Dark angel [Daemon Mix].
4. Arabian heat.
5. The crystal ring.
6. Diva [Scarlet Mix].
7. Siren [Hellfire Mix].
8. Pictures of betrayal. 
9. Vampires cry [Rosary Mix].
10. Inside the devil [Remix].



El hombre del rostro de madera

Querido lector, sea usted gustoso de mis cuentos o no, haya leído algunos anteriores o este sea el primero; hoy le invito a imaginar, a recibir a uno de mis compañeros y tratarlo de la mejor manera que usted pudiere o bien de la manera que quisiera. Lo invito a que imagine que afuera de su calido hogar cae una ventisca terrible, que en la radio y en los demás medios se comenta que ha sido uno de los peores inviernos que se ha vivido en su ciudad ajena a mi saber, "es un invierno tan atroz, no visto en los años pasados" dice la tele y la radio, el frío parece ser tan fuerte que quiere hacer espacio en su morada tibia pero aún así no lo consigue del todo, de repente alguien toca la puerta, yo respetado lector, supongo que usted tendrá la curiosidad de ir a ver quién está golpeando la entrada o tocando el timbre, supongo que se levanta a indagar, pero espere un instante, antes de llegar a la ventana siquiera para ver la figura del que espera consumido en el frío cuando escucha tenues quejidos de una voz infantil, afligido usted abre la puerta y comprueba que en verdad es un niño cubierto de un viejo abrigo de pieles tilitando del frío y con lágrimas en los ojos; supondremos que usted ha hecho todo lo que hasta acá se ha mencionado y deja pasar a aquel niño aparantemente enfermo con las intenciones de darle alivio a sus penas. -Gracias señor- dice el niño -aquella ventisca ha estado muy agresiva, tanto que los lobos han sucumbido en esta noche intentando aullar a su enamorado copo de nieve, si, así es, la luna; pero no hablemos de lo horrible que lo pasan los que están allá afuera y mejor me presento ante usted, señor humilde, yo soy Enrique y soy hijo del grandioso pero poco escuchado hombre con cara de madera-

¿Hombre con cara de madera ha dicho el niño? si, me ha parecido haber escuchado lo mismo...

-Todo el mundo se sorprende cuando me presento de esta manera- prosiguió el pequeño -puede que no sea la mejor manera de hacerlo, algunos me han tildado de loco por mencionar a mi padre aunque en realidad nadie sabe la grandeza que lo invade y olvidado ya se encuentra, resuenan las vocinas de los autos y esa loca maquinaria pesada, ninguna de ellas el nombre de mi padre se atreve a decir, los animales cantan en los bosques diciendo su nombre pero nadie está preparado para escucharlo. Pero como yo, algunos de ellos son hijos de él-

¡Vaya niño disparatado el que ha dejado entrar a su casa señor lector! sino fuera por el fuerte invierno yo también le aseguro que lo hubiese mandado a la calle a que dijera semejantes locuras en otro lado. Mírelo fijamente, no ha parado de hablar, sólo ha dicho tonterías nada más y es tan mal educado que ni tiempo le ha dejado de presentarse ¡Vaya educación, vaya locura de creer tener un padre con rostro de madera!, aún así la tormenta es cada vez más fuerte y usted parece no tener nada mejor que hacer, el niño prosigue con sus raros comentarios.

-Creo que usted como la demás gente me tomará por loco, me han intentado encerrar y dicho muchas veces que mi padre nunca existió, pero ¿cómo pueden ellos hablarme de la persona que me creó?, además no creo en esos tontos doctores; son tan mentecatos que diagnostican un mal diferente cada vez que me llevan ante ellos, antes que me tome y opine de mí lo que ellos han dicho y opinado quiero que me deje contarle mi historia, la historia de donde vengo y la historia de mi padre. Usted sea un hombre de buen corazón y déjeme hablar sin interrupción alguna que los niños merecemos ser escuchados, tómelo si quiere como agradecimiento a no dejarme morir como lobo enamorado bajo el manto de estrellas sobre el mar blanco-

Parece que este niño insolente me ha arrebatado el cargo de narrador, está bien, le dejaré con el niño sin antes decirle que no crea en nada de lo que él dice; mis otros demás compañeros han oído hablar de él y dicen bien que sus pocas vivencias dan cabida a muchas mentiras para querer llamar la atención de quienes cuidado le prestan. No digo más, juzgue usted mismo lo que es real y lo que es falso, le dejo con el infante Enrique.

-Hace más o menos dos siglos que yo nací, o más bien que fui creado, soy una creación del más suntuoso científico y artista a la vez de la historia; conocedor de todos los secretos que tiene guardados la magnífica naturaleza, tanto así que cuando fui engendrado de sus sabias manos se me dio este don y maldición de no envejecer nunca; por eso he dicho que he nacido hace dos siglos, mañana y el año que viene mi cara no sufrirá las consecuencias del ser longevo, usted morirá y yo seguiré más vivo que nunca conservando aún mis 7 años de edad. Muchos piensan que estoy hecho de algún material, esto lo hacen los pocos que creen en mi historia también llamados locos, pero no es así estoy hecho de carne y hueso es sólo que mi corazón y alma fueron forjadas de manera diferente a la de todos los que viven por cierto tiempo, como ya le he dicho la demás gente que no me cree dice que he perdido la cabeza pero en realidad esta desgracia casi acontece a mi gran padre.

Un humano normal, dotado de una mente demasiado poderosa y un alma prodigiosa y afable, sin cálculos precisos hacía lo que era difícil imaginar, poco usaba las matemáticas decía que eran limitantes y desconfiaba totalmente de la ciencia aunque la practicaba diariamente, sólo era cuestión de imaginar y anhelar decía constantemente para que las ideas pudieran tornarse en objetos y estos objetos pudieran tener incluso la vida eterna; nunca fui espectador de su acto de creación pero las demás creaciones murmuraban entre sí que sus palabras creaban, era como un dios. Si no había palabra para sus creaciones seguro él las inventaba y luego de inventadas el aire esculpía mismo la figura de sus criaturas u objetos y de este modo en menos de un santiamen, en menos de un segundo incluso de un milisegundo todas las fuerzas naturales fluctuaban en un sólo punto para darle lógica a lo que no tenía sentido.

Su casa, quedaba en la cima de una colina ya desaparecida y era tan grande y majestuosa que parecía nunca tener fin, esas habitaciones daban las ilusiones de ser infinitas, así cualquier mente humana de esta época estallaría de ver tanta irrealidad, su forma totalmente excéntrica traspasaba el círculo que la misma palabra forma encerraba, no tenía ninguna figura geométrica conocida, era una combinación de curvas y rectas de manera tan desordenada para la gente ignorante que era una incógnita saber si esta casa tenía buenos simientos o no. Creo que nunca se hubiera podido descubirir la ingeniería que encerraba la mansión de mi padre, aunque esta casa estuviera en pie. En su interior estábamos yo y mis demás hermanos, criaturas y objetos, algunas eternas como yo, otras mutaciones extrañas de animales que no eran más que el intento de acercarse a la perfección total de cada especie. Objetos que hacían las tareas más simples y complejas que se pudieran hallar si se analiza el comportamiento humano; habían cosas y criaturas que hacían de todo al igual que habían las que no hacían nada, pero mi gran padre decía siempre que la nada tenía la misma importancia del todo y por eso era necesario llegar a los dos extremos mantiéndose de alguna manera equilibrados. Claro, no me podría faltar a mí describir a quien se encontraba en medio de tanta complejidad y simpleza, belleza y fealdad, excentricidad y normalidad; era pues el centro de todo esto, el grande inventor un hombre que carecía de boca y ojos normales y ni siquiera poseía una nariz, eran dos huecos circulares y abajo de ellos una curva hacía arriba que daban la impresión de dos ojos negros y una sonrisa perpetua, todo esto tallado mediocremente en una tabla de roble, decía que su cara era lo único que lo diferenciaba de los demás humanos pues lo que hacía todos ellos también podrían si sus sentimientos ligaran y desligaran a sus pensamientos prudentemente. Como mencioné antes mi padre casi pierde su cabeza en un experimento, no sé en verdad cómo ocurrieron los sucesos precisos pues no había sido para entonces creado pero entraron en juego los rumores de las demás criaturas y objetos, que algunos de estos segundos eran parlantes y pensantes; estos sentenciaban que mi padre era un hombre muy apuesto antes de tener su cara de madera, pero como siempre fue demasiado inquieto, muy curioso, no se podía estar sosegado ni se conformaba con nada, o así lo parecía, por estas razones fue exiliado de un pueblo que quedaba aledaño a su pequeña colina y por esto decidió construir su mansión allí y no cerca de sus semejantes.

El pueblo, estaba harto de escuchar sus disparates e ideas corridas, tantas locuras detrás del craneo de una sola persona era algo inaudito, rechazado y burlado con la paz de la naturaleza fue a parar a donde observó y curioseó todo lo que veía; poco tiempo pasó para que su mente incesante y hambrienta comenzara a funcionar y empezaron a nacer mis hermanos que eran tan incómodos en un principio a la vista que el pueblio no pudo ignorar su presencia, pues a veces descendían allí junto a su padre para ir en busca de comida y demás. El pueblo ignorante comenzó a decir que mi padre era un ser diabólico que había sido mandado al pueblo para maldecirlo por sus pecados, muchos llegaron al punto de nombrarle satanas cuando le veían porque pensaban que quería estar en el lugar de dios; mi padre sitiado de tantos malos comentarios decidió realizar algo muy inusitado. Un día fue al pueblo y se paró en medio de la plaza donde fue invadido por las miradas reconrosas y de algunos envidiosas "llegaré a donde están las estrellas y desde allí arriba escucharé cuantas osadías quieran ustedes mencionar de mí; no esperaré alabanzas pues ninguno de ustedes en mí confía, haber si sus comentarios mal intencionados llegan más allá de las nubes" pero como todo lo diferente en ese instante fue de nuevo ignorado, luego criticado como suele verse en la actitud de los humanos, cabe decir que el pueblo si quería ver hasta dónde podía llegar mi padre según ellos loco disparatado, pues algo de curiosidad causaba en ver a un hombre que cosas raras creaba y si este la luna podría alcanzar, precisamente esas eran las intenciones de mi buen padre, las de ser el primer hombre en llegar a la luna.

Fue el primero en llegar a la luna, me dijeron mis hermanos, yo les creo antes que usted me diga algo contrario, ya sé que lo vio en televisión y que tiene pruebas pero a mí que me lo hubieran dicho mis hermanos esa es la mayor de las pruebas, más que esa televisión mentirosa. Lo hizo de una manera que nadie podría haberse imaginado, coordinó la rotación de la tierra con la luna de manera que su casa siguiera la trayectoría exacta de aquel satélite y cuando hizo aquello no construyó una nave sino una escalera gigantesca que pasara por entre las nubes del azul cielo. La escalera sencilla era, pero de un material demasiado fuerte que parecía oro pero en realidad no lo era; era mucho más valioso que aquel y creo que hoy en día ya ni se encuentra; sus peldaños llegaban hasta donde comenzaba la eterna noche y de allí mi padre planeaba de un sólo brinco ser absorbido por la gravedad de la luna para poner pies en ella, luego para regresar si es que él quisiera brincaría de nuevo agarrándose del último peldaño de la grande escalera para luego hacer como si por ella subiera, hasta que la gravedad de la tierra lo volviera a su posición normal. Pero aquí fue a donde mi padre cometió un error de humanos, pues él no era ningún dios ni nada por lo parecido, fue el de querer complacer a las demás personas, él no quería hacer dichosa travesía en realidad; muy en el fondo sus hijos bien mencionaban las ganas de ser aceptado por la sociedad, sus ganas de demostrar que no era ningún demonio y que sus creaciones no hacían ningún mal. Construyó la escalera gigantesca en menos de un par de meses y llegó el día en que la ascendería glorioso y subiría a las nubes donde a todo el pueblo dejaría maravillado, luego les dejaría ascender a cada uno de ellos; comenzó a subir pero no lo hizo con sus manos sino con unas mecánicas para evitar el cansancio, unas seis eran y estaban hechas de metal y madera muy semejantes a las que tenía mi padre y en calmado paso su cuerpo se despegó de la tierra, las manos sujetas fuertemente a la escalera se encontraban y cuando consideró prudente aumentó la velocidad de su ascenso. Muchísimos peldaños subió tanto que de la mirada de los habitantes del pueblo desapareció y acogido por un sistema de respiración que tenía incluído la majestuosa escalera llegó hasta su destino, los que fueron testigos y vieron con telescopio dicen que su mano estuvo tan cerca de la luna que podía tocarla con una mano, pero llegó la tragedia que fue el pago por su gran error. Allá en la oscuridad irónicamente eran más fuertes los rayos del sol, ya hoy bien se sabe la razón y sin previo aviso su cara se incineró, tanto que perdió sus ojos y nunca más la luna pudo volver a ver, frenético descendió pero nada se pudo hacer ya no podía ver, sólo sus creaciones fueron a ayudarle y todo el pueblo de él se mofó; en su casa encerrado varios días estuvo y en el pueblo se comentaba orgullosamente que un endemoniado ser había vuelto al infierno o que estaba cerca de hacerlo.

Humilde fue mi padre y aprendió de su error, sabiendo que podría construirse una buena cara sólo un viejo roble usó y así fue llamado luego "el hombre de rostro de madera" la mayoría de personas del pueblo pensó que de mi padre era una creación incompleta y nunca más nadie lo volvió a reconocer; sin embargo como por desgracia eterna los comentarios se trasladaron a aquel hombre y ahora él era tomado como el heredero del enfermo científico quien creían que lo había creado, algo así como la historia de Frankenstein pero más cruel pues el monstruo era el mismo inventor. Pobre hombre y desdichado, fue tan bueno y conocedor y todo el mundo lo ignoró. Yo vi su muerte, que fue poco después, fue enterrado en las raíces del roble de donde su cara se extrajo, murió de una terrible depresión pues había perdido toda convicción de creador, rodeado de todos sus inventos, yo creo que fue llevado a la tumba quizás por la horrible enfermedad de conocer más de lo que se debe. Ahora sus creaciones vagamos por el mundo y somos perseguidas para conocer nuestra ingeniería, esto lo hace la gente que tiene demasiado poder y conoce nuestra historia, pues los pocos que la saben se han dado cuenta que mi padre conocía el secreto de vivir y de morir aunque prefirió guardarlo 6 metros bajo tierra, quizás su mayor cualidad era que no pretendía hacer cosas que simularan la vida sino cosas que tuviesen vida; era una gran mente cautiva en una jaula de madera.-

El niño lloró con estas palabras y supongo que pregúntose usted, poniendo sentido a toda esta historia ¿si el niño es eterno por qué pidió que le dejasen entrar? después de todo no podía morir. Antes que usted dijera algo el niño contestó:

-Mi maldición es aquella, la de sentir cómo muero sin llevar a cabo mi muerte, la de actuar eternamente sin que se cierre el telón.-

Quería usted protestar del mal padre, de haberle dado este mal perpetuo pero de nuevo el niño se adelantó a sus palabras.

-No es un mal padre, es decir no lo fue, pues quería que fuese niño por siempre-

Yo no me atrevería, señor, a discutir esto, pues es tan mal como bien lo que aquel niño en sus hombros carga.

-Creo que la nieve ya ha parado de caer, es menester que me retire- dijo el niño cabisbajo.

Callado el niño se aleja de usted y va hasta la puerta donde le sonríe y se va. Bueno, es este el final señor lector, he de agradecerle por haber escuchado a mi mentiroso compañero aunque yo le diré que esta vez a mí me convenció; no sé usted pero si mañana me llegasen a preguntar ¿cuál fue el mayor científico de la historia o el mayor conocedor que hubo? yo no responderé Albert Estein o Gauss o Newthon sino el honorable y gran erudito Hombre del rostro de madera.

K.U.K.L- The Eye(1984)


Este día El ruido del parásito trae con ustedes una banda poco reconocida dentro de la escena siniestra.
Es pues el grupo conocido como K.U.K.L proveniente de Islandia que nos deleita con sus sonidos macabros, un rock gótico un tanto exprimental que llegó a fucionarse hasta con el jazz, el folk y el punk, quizás algunos de ustedes reconozcan a la vocalista que participó en esta inusitada banda llamada björk, actriz actualmente y cantante de música folk y pop, de la que podemos decir que fue una gran vocalista dentro de este proyecto ya extinto. La banda que tuvo una corta vida es hoy en día reconocida dentro de la escena underground de su país por traer una propuesta propia, diferente a las demás bandas, me impresionó saber que esta banda a pesar de tener un estilo muy diferente al punk grabó bajo el sello de la Crass records  aunque luego de conocer la ideología de la banda sorprende poco que se la hayan llevado bien no sólo con los legendarios Crass sino también con algunas otras bandas de anarkopunk. La banda criticaba demasiado el comercialismo y lo que se llama el post punk plástico, ese que se vendía en las disqueras y que en ese entonces estaba de moda, K.U.K.L que en Islandes medieval significa Hechicero insitaba mediante su música, así como otras bandas de punk, a que la gente pensara por si misma y usara su propio poder para manejar sus vidas. Con sonidos macabros y buenos mensajes, para mí K.U.K.L es una banda que no debería como muchas otras ser menospreciada; desde Islandia deleito pues al que apetezca escuchar un buen sonido retorcido e inconformista. 

Tracklist: 

1. Assasin. 
2. Anna. 
3. Open the window & let the spirit fly free.
4. Moonbath.
5. Dismembered. 
6. Seagull.
7. The spire. 
8. Handa Tjolla. 




miércoles, 20 de junio de 2012

Virgin prunes-Over the rainbow


Para mí, la banda que traigo para compartirles este día fue una con Bauhaus una de las mejores. Virgin prunes provenientes de Irlanda traen consigo un post punk/avant-garde muy diferente al que la mayoría de bandas de la época proponía, tal y cual ocurrió con Bauhaus pero no por esto se debe creer que tienen el mismo y estilo y menos que su música es parecida, en realidad Virgin prunes tuvo un estilo muy diferente al de Bauhaus. La banda que se originó en 1977 luego que sus integrantes tuvieran como fracaso otros proyectos tales como The prunes tomó como tema principal en sus canciones al Amor; ¡Oh pero un Amor concebido de una manera tan descabellada! no era el típico aquel de las canciones ochenteras donde un chico le decía a una chica que la amaba, la manera en que la banda tomó este tema fue tan variado y distinto viajando desde la locura hasta la muerte todo en base al Amor, claro que obvio está que la banda también tenía otros temas en sus canciones. La banda sigue siendo un poco desconocida por las masas quienes siempre se refieren a Bauhaus como una de las bandas que tenía canciones tétricas, no han conocido a Virgin prunes, en opinión personal el terror que delata a esta banda en sus canciones es un terror inigualable una sensación de miedo y delirio que combinadas llegan a producir un viaje por aquel cielo donde los pájaros no vuelan como dice alguna de sus canciones. Lastimosamente la banda terminó en 1986 pero nos ha dejado unos excelentes discos y actuaciones en vivo que sencillamente son inolvidables, también se caracterizaba mucho por actuar sobre las letras de sus canciones, era un show completo ver a esta banda en vivo y seguro que los que tuvieron ese privilegio lo recordarán incluso después de muertos. Over the rainbow fue una recopilación que se hizo de sus canciones más extrañas, donde encontramos desde canciones rallantes, hasta canciones con buen ritmo para bailar al estilo esqueleto. Sin más que decir he aquí mi aporte.

Tracklist:

1. Down the memory lane.
2. Jigsawmentallama.
3. Just a love song.
4. Mad bird in the wood.
5. Red nettle.
6. The happy death.
7. The king of junk.
8. Third secret.



domingo, 3 de junio de 2012

La extraña tarea del Sr. Moon

Un corroído pueblo quedaba escondido entre los arboles de un suntuoso bosque, a la mitad del continente, no es necesario dar latitudes según tengo entendido todos saben que queda enseguida de la gran capital Hashminet y enseguida del riachuelo Morton.

El pueblo, que sólo tenía pequeñas casas de un sólo piso era lugar de vida de nuestro personaje el señor Moon un reconocido artesano de ataúdes que trabajaba para las empresas de este mismo pueblo. Cabe decir que aquí todo es algo extraño, el mayor negocio del pequeño pueblo Plutonia no se basaba en conservar la vida; se basaba en adorar la muerte. La empresa cuyo nombre no escribiré, la más grande del pueblo hacía ataúdes y preparaba campos para convertirlos en santos, por una suma módica de dinero cada quien en el pueblo compraba su tierra y su baúl, era costumbre que cada persona cambiara su baúl el día de su cumpleaños y lo adecuara más al estilo en el que quería pasar la eternidad.

-Señor Moon, es usted solicitado en la generencia, Señor Moon- ha hablado la voz del parlante gris.

Con una postura cadavérica, corbata negra y de camiseta blanca, una caqueta y pantalones negros también y un sombrero de copa que no le iba nada bien a su pinta; daba pasos aletargados el señor Moon por todo el pasillo dejando a sus espaldas la crítica de aquellos que le tenían envidia por crear los ataúdes más lujosos de toda la región. Si, eran enchapados en oro, algunos con figuras apócrifas, en otros hasta esculpía perfectamente el cuerpo de la persona quien sería encerrada y finalmente nos topamos con su estilo egipcio donde hacía ataúdes con forma de píramides diminuta, bueno eso por no hablar también de su gran estilo matemático donde tenía todo tipo de figuras. Se abrieron dos puertas enormes y el señor Moon entró a un lugar oscuro y siniestro con un ventanal enorme al fondo y la figura más horrible que se puede imaginar una persona, su patrón.

-Saludos mi artista- Dice el demonio de la silla.

-Jefe, qué grato de nuevo verle en la empresa; me hacía ya algo de falta- respondió Moon.

-Bueno ya sabe usted de mis problemas de salubridad pero el asunto no es ese, el asunto por el que lo he llamado es algo muy diferente que nos está afectando a todos y usted como conocedor de la muerte debería saber qué hacer-

-Conocedor no diría yo, sólo un especulador, la tranquilidad de morir es inigualable señor-

-El asunto señor Moon, dejando atrás todos sus pensamientos artísticos, es que usted no va a poder ejercer de nuevo su profesión si no resolvemos el siguiente problema. El problema ya venía causando ciertos estragos desde nuestros ancestros quienes mencionan en sus textos religiosos que la gente del pueblo ya estaba perdiendo el placer de morir y querían apretarse a la vida yendo en contra de nuestro grandísimo señor dios. Bueno pues mencionaron también allí que esto volvería a ocurrir y...-

-Está ocurriendo de nuevo- dijo fríamente el señor Moon.

-Así es Moon, si la gente llega a perder el placer de irse a su tumba y que los gusanos degusten de sus sesos estamos hundidos en la ruina pues este arte que mantiene a más de cien personas ejerciendo profesiones mortuorias o relacionadas a esta se irá al caño-

-Yo haré lo que pueda, pensaré esta noche y la siguiente hasta dar con la solución. Miraré el crepúsculo todos los días haber qué han de aconsejarme los santos muertos-

-Eso era todo Moon, puede retirarse de mi oficina, si es de su agrado puede irse a descansar a casa que su mente deberá trabajar duro para encontrar la solución a esto-

El señor Moon, que avivado era, se fue a su casa con una sonrisa morbosa en su cara. No pensaría en el problema mucho pues a él poco le interesaba la demás gente; iría mejor a ver su mujer la señora Moon que siempre lo esperaba en su casa con un delicioso almuerzo, oh esperen acaba de mirar la hora el señor Moon creo que no es hora del almuerzo. El señor Moon al mirar la hora y darse cuenta que no era la del almuerzo se dirigió a otro lado de la ciudad a pensar a solas sobre la situación que lo abordaba últimamente, no hablamos del problema, hablamos de sus problemas personales.

-Llevo ya 10 años con mi mujer y es extraño sentirme así- hablaba consigo mismo -que me esperen con una sonrisa todas las tardes para alimentarme, me digan las mismas palabras de siempre y luego los dos dormir en la misma cama donde hemos tenido sexo tantas veces y tantas veces he pensado en otras mujeres. Mi vida, mi vida es tan montona. Recuerdo cuando era más joven y mi única esposa eran los sedantes, cada día me acostaba con uno diferente pero no abrazado sino más dentro de mí, en mi cabeza, cuando latía mi corazón fuerte y me daba la ansiedad los calmantes llegaban por montones; aveces droga aveces alcohol y otras veces cosas que ni siquiera conocía. Se acabó todas estas alegrías cuando encontré a la señora Moon y creí que su amor me extasiaría de esa manera, todo fue así hasta que llegué al altar-

El señor Moon derivó en un árbol y sentado reflexionó normalmente de su vida como muchas de las personas comunes lo hacen, se paró y decidió ir a casa de una amiga mejor. Pero antes llamó a su mujer y le dijo que se encontraran en otra ciudad esa noche.

-Amor, no quiero que la rutina nos consuma, larguémonos a otra ciudad por sólo una noche y vivamos aquello que en esta ciudad de casas con un solo piso no se puede vivir-

Llegó a casa de su amiga que no muy lejos se encontraba de su lugar de reflexión y cuando abrieron la puerta, sintió mucho asco y repugnancia al ver a una anciana arrugada que temblaba continuamente. -Pase usted- dijo la anciana con una voz débil, era una desgraciada de las que se había aferrado a la vida; debería haber muerto desde hace mucho, cuando ella muera le hará un lindo ataúd que deje entrar toda la humedad a su tumba y su cuerpo vejete no sería reconocido por las futuras generaciones quienes al encontrar un cadáver de alguien tan endeble pensarían que los ancestros fueron tan arrugados como esa asquerosa señora de verrugas y ojos blancos. Entró el señor y subió por unas escaleras atravesando un pasillo largo que parecía eterno, atrás de él lo perseguía la mujer con pasos que no definían un ritmo o periodo estable; esto lo frustraba más. -Todo tiene un ciclo- pensó -todo es repetitivo, hermosamente repetitivo cuando es natural, excepto los pasos de alguien mayor- al entrar su amiga lo estaba esperando al lado de una lavadora que hacía un sonido melancólico. La lavadora y la señora de edad no se diferenciaban mucho, se veían las dos haber pasado por más de un siglo y haber cumplido desde hacía mucho la supuesta función que según los cristianos alguien tiene sobre la tierra.

-Hola Moon, ¿cómo has estado?- preguntó su amiga.

-Yo he estado lo más de bien querida amiga, un poco liado con los trabajos que ponen en el trabajo ya ves pero todo bien-

-Veo veo, ahora estuve hablando con tu esposa estaba entusiasmada de ver que la llevarías a otro lugar a pasar mejor de lo que se pasa en Plutonia ¿la llevarás a la enorme ciudad que queda cerca de aquí?-

-Las ciudades enormes no me gustan, hay mucha gente viva, bueno eso es lo que creen la llevaré mejor a un pequeño pueblo pero quiero que vengas conmigo será una sorpresa para la señora Moon-

-No entiendo, le dijiste que irías a verte con ella ¿cómo será una sorpresa?-

-No le he dicho la hora exacta ni tampoco el lugar, quiero que vayas y le digas a ella que se den un paseo por otra ciudad mientras son las 6 de la tarde, así cuando sean las 6 ustedes estarán en esta dirección...-apuntó algo en un papel y se lo dio a su amiga-y estando allí yo llegaré con un enorme ramo de flores-

-Qué romántico, qué romántico. La señora Moon, siempre he dicho la más afortunada del pueblo por tener a alguien así a su lado-

El señor Moon tragó saliva y con el corazón un poco acelerado supo que la ansiedad de sus sedantes lo había abordado de nuevo. La lavadora tenía un sonido abrasivo que le hacía pensar de una forma extraña al señor Moon que se encontraba donde menos debería y quería estar, hablando con una de las personas que en su casa aceptaba la vida de una criatura que le quitaba un peso menos de su bolsillo al respirar. Se paró el señor Moon y dijo

-He de irme, sólo era para comentarte eso-

-Deberías venir más de seguido, me haces mucha falta- dijo su amiga mirando al suelo con un ademán de tristeza

El señor Moon se agachó y la miró a los ojos, sonrió y con la mirada pareció haberle dicho que él estaría allí a pesar que ya no tuvieran nada. Se fue de la casa sin despedirse de la anciana por temor a los estragos que podrían causar los demonios que dentro de él se ocultaban. Caminando a la otra ciudad fue por unos sedantes y cuando dieron las seis el señor Moon parecía más bien el señor Stoned, su madre la luna como él siempre pensó que era se encontraba viéndolo y lo perseguía por cuanto callejón extraño se metía. No compró ningunas flores, no hizo nada de lo prometido, sólo llegó a donde su mujer y con una grande sonrisa dijo

-Muy bien llora querida, aquí me tienes-

-Hola....Moon, ¿andabas haciendo eso otra vez? ¿qué te pasa hombre? dijiste cuando nos casábamos que lo dejarías todo por mí y de nuevo vienes a estar en las mismas, me sorprende que luego de 10 años hayas decidido romper tu promesa-

La amiga del señor Moon andaba sorprendida de lo que veía, era una oportunidad que ella podía aprovechar. El tiempo se cortó para la señora Moon por una sonrisa estúpida y débil que salió de la boca de su amado, en ese momento quiso correr y fue impedida por este.

-¿A dónde vas? mírame, he venido hasta aquí sin importarme los problemas del pueblo que todos ellos dependen de mí, a verte a ti y a hacer algo totalmente diferente querida. Me dijeron que solucionara los problemas de mortandad en el pueblo y se me ocurrió algo tan extraño pero sé que funcionará..-

-Suéltame Moon, no quiero verte así suéltame-

-Las veces que he estado sedado a mi mente han pasado cosas tan extrañas, y dejo de sentir mi cuerpo, jejejajajojo, ¿quieres también hacer lo mismo?-

No hubo tiempo para hacer otra replica, el señor Moon sacó de su traje negro un revolver que puso en estado de shock a todos los que se encontraban en el lugar y disparó al aire.

-La solución de nosotros, los de la empresa de Plutonia es esparcirnos a otros lugares donde la vida se haya como flor y acabarla y reemplazarla por la santísima muerte y como yo he sido encargado de la tarea..-

Bum bum, hirió a su esposa de muerte la cual cayó a sus rodillas y en una extraña pose de tristeza y pareciendo rogar consuelo quedo a los pies de su amado quien la miraba con un desprecio tan enorme.

-Como yo he sido encargado de la tarea, asentaré mi negocio dentro...-

Bum bum, disparó a la anonada amiga que estaba a lo lejos observando la escena.

-Dentro de esta ciudad, que la muerte os bendiga-

Dirigió el revolver a una de sus sienes pero antes de poder reaccionar las drogas que llevaba en la sangre hicieron tanto efecto que le dejaron inconsciente, al principio se pensó que el señor Moon también estaba muerto pero se le llevó a un hospital donde se curó al otro día y volvió a su pueblo donde matar era más que un arte por esta razón no fue encarcelado.

-Señor Moon, es solicitado en la gerencia- Dijo la voz del parlante gris.

Los mismos pasos, la misma ventana, el mismo demonio sentado en una silla quien pregunto a Moon.

-¿Cuál es la solución que me ha traído?-

-M-o-o-r-i-r, e-e-n v-i-i-d-a-


martes, 29 de mayo de 2012

¿Sabías que...?

¿Sabías que...? El ruido del parásito tiene canal en youtube donde se publican vídeos de bandas underground para que escuches en cualquier parte. Aquí dos de los últimos discos subidos.

Gothic girls



Los ratones paranóicos.



Visita nuestro canal y suscríbete: http://www.youtube.com/user/Rippostpunk?feature=mhee

¿Sabías también que..? El ruido del parásito también cuenta con un grupo en facebook para facilitar los pedidos realizados a la página, si que si, puedes conectarte con nosotros y hacer pedidos, recomendaciones, aclaraciones, críticas e incluso hacerte autor de esta página para compartir tu música con nosotros.

Entra a: http://www.facebook.com/groups/262072510526369/ y envíanos tu petición, serás aceptado, conectate con la música underground.




sábado, 5 de mayo de 2012

Coldreams-Morning rain 7''(1986)


Poco se sabe de esta banda, únicamente podría decir que es realmente "Fría" pertenecientes a la movida del coldwave, coldreams es una banda que produce lástima al darse de cuenta que este fue el único material que sacaron durante toda su existencia, las dos canciones personalmente me encantan y esa voz de la mujer da un poco de pop oscuro estilo años 80's; con una melodía supremamente melancólica puedo decir que a pesar de tener sólo un único disco llamado Morning rains que consta de dos canciones, coldreams se convierte en una de mis bandas favoritas de Francia. 

Tracklist: 

1. Morning rain.
2. Eyes.


martes, 1 de mayo de 2012

Sin título

En las oscuras calles de Londres; a la medianoche en un parque una pareja de enamorados había acordado encontrarse entre el frío de los árboles. Justo a las doce en punto salió de una casa un poco rústica de alrededor el primer implicado en el maquinado plan de encuentro; y no tardó más de quince minutos para que la amada de aquel primero mostrase su hermosa figura.

-Qué bella te ves el día de hoy amor- respondió el tipo.

-Gracias, bueno ¿entonces qué deseas a hacer esta noche?- respondió la mujer

-Oh ¿pues sabes? últimamente me he aventurado a leer libros que relatan la búsqueda de placer en esta ciudad luego de la medianoche. Su teoría exquisita sobre el encontrar momentos efímeros de felicidad entre estos callejones me parece algo digno de ser investigado, por eso te he citado a tan horas tardías de la noche mi amor, quiero que vengas conmigo puesto que de otra forma habrías pensado que estaría metido en un burdel o bar donde ciertamente se encuentran mujeres de no mucha dignidad-

-Ahí vas de nuevo con tus libros y locuras, bueno ya ni sé por qué te sigo este juego pero ya estoy aquí. Sólo espero no haber desperdiciado el dinero en aquel coche que me trajo hasta aquí, casi no encuentra el parque, es extraño porque muchas veces los taxistas llegan fácilmente hasta acá; creo que ha de ser nuevo- arrugó las cejas la mujer cuya belleza irradiaba a pesar de las noches oscuras que solían dar acto en Londres.

-Te quería comentar algo- continuó la mujer mientras comenzaban a andar -Sé que llevamos muy poco en esta relación, pero comienzo a sentir cosas extrañas aquí dentro- el pulso se fue alterando y arrebato la tranquilidad que tan bella la hacía ver, el sudor salió un poco de su frente como si fuese rocío de la misma noche.

-Pues, ¿de qué me andas hablando mujer?- respondió el tipo quien parecía en su mirada ya saber para donde seguiría el caso; era extraño pero por lo general a él solían dedicarle las mujeres hermosos versos, los cuales aborrecía porque como todo buen hombre rebosante de virilidad odiaba la poesía y cualquier cosa que se le pareciera; dicho esto pues entonces se entenderá que el tipo andaba agobiado luego que pasarán varias mujeres por su vida quienes daban alabanzas de sus cualidades con símiles y metáforas tan bien formadas y tan sublimes que seguro cualquier poeta masculino hubiera envidiado el haber escrito.

-Oh pues hombre, ¿qué te digo? sólo quiero ser tu espía, es como un estado compulsivo, quiero saber de ti todo el día-

Oh, la rima, la rima, la rima que tanto el hombre odiaba en los labios de una mujer cuya imagen hasta ese instante sólo representaba lujuria; era cierto que él la amaba pero su extraña manera de amar no era semejante al del resto de la sociedad. Él amaba en cuerpo, jamás lo había hecho y lo haría en alma pues odiaba tanto la música como la poesía, suficiente el odiar estas dos musas como para privarse de sentir cualquier amorío, bueno pues al oír este simple verso que incluso rimaba su mente comenzó a funcionar de manera frenética.

¿Espía ella?, pensaba, pues por qué no mejor ser él mismo el espía quien vigilara todos los días la ventana de aquella mujer; ¿por qué no mejor llegar más allá de un simple espía? ahora su mente se retorcía y algo más deseaba, pensó en sólo un segundo el tenerla bajos sus dos brazos totalmente desnuda, su lengua sangrando derramaría en forma de goteo su liquido esencial de vida sobre la frente de aquella chica; imaginaba el terror en los ojos de la mujer y esto muy bien le quedaba a su estilo; ¿pero por qué conformarse con el miedo? cuando podría también hacer algo al estilo de "El pozo y el péndulo" tenerla para él todo el día; mujercilla ahora quería más que torturarla presentarla a todas sus navajas, incluso tijeras estarían en aquella fiesta donde el banquete su cabeza, yugular y sangre serían el plato fuerte y un grito daría las veces de una linda orquesta. La miraba y veía su cabeza rodeada de bellas flores, las tijeras aún clavadas debajo de ellas como si aquellos que enterraran su cuerpo jamás pudiesen sacarles; era bello, era bello imaginar teniéndola en su cuarto cuando él sabía que los muertos no resucitaban en tres días, la cremaria poco a poco para sentir un olor a incienso de lo más extraño que cualquiera hubiera podido imaginar, la guardaría dentro del congelador para que los gusanos no se aprovecharan de su bella vela y todas las noches danzaría un buen Vallz con ella; decían por ahí que esta música alegraba a los muertos, bueno imaginaba que el bailarla le daría un mejor descanso entre sus brazos, vaya que la amaba y sin hablar de las noches que pasarían de pasión.

Pobre tipo aquel el desquiciado, sin darse cuenta mientras estos pensamientos centelleaban su mente ya podrida sacaba del bolsillo derecho de su chaqueta un largo alfiler que por casualidad y sin razón aparente se encontraba dentro de su traje, cadáveres pasaban por su mente, no sólo el de la mujer que la acompañaba y ahora tenía atenazada contra el andén sino de las muchas otras que se atrevieron a decirle un verso siquiera, de dañar sus oídos con tal aberración según él; la mujer miraba estupefacta desde un ángulo en el que el tipo claramente parecía convertirse en su dios, en el dueño de su vida, extrañada lo miraba sin hallarse explicación, ¿había algo de malo en sus palabras? ¿le habría traído a la mente una tragedia? sólo fue de repente la sensación que su cabeza se iba hacía atrás mucho más de lo que podía hacerlo y un mordisco en su yugular lo que recibió como respuesta, sus ojos tornaron la imagen cada vez más borrosa hasta que definitivamente ya nada se pudo ver. El tipo daba vueltas a la aguja como buscando algo entre la carne donde había incrustado aquel objeto, su mente aún funcionaba y se excitaba con las imágenes de mantener encerrada a la mujer en un baúl inmovilizada donde jamás podría volverle a mencionar un sólo verso, sentía tanto placer de escuchar en silencio que no se dio cuenta cuando soltó a su mujer y dio la vuelta. Al mismo instante un policía de la esquina vio tal escenario y sin pensarlo dos veces se abalanzó contra el tipo tumbándolo en el suelo a lo que el sujeto entró en razón, ¿por qué estaba tirado ahora en el suelo?, a la mujer la muerte le dio las respuestas; al hombre un cuarto de algodón le trajo la agonía de un encierro por algo que según él mismo aseguraba que no había hecho.

"Erase la historia de un loco, que como todos creía estar cuerdo"....por lo menos este hombre encerrado en su cuarto de algodón; jurará por siempre que no ha matado a su verdadero amor, aquí termina esta historia sin más y sin rima, me temo que el tipo es amigo mío y le molestará si más rimo.




jueves, 12 de abril de 2012

Adam And The Ants - Dirk Wears White Sox [1979]



Adam and the ants fue un grupo en constante transición, no por no tener una identidad musical sino por tratar de satisfacer inquietudes musicales; siempre en torno al punk este grupo inglés de finales de los 70`s se enroló en géneros como el post punk, el new wave e incluso el glam (más al puro estilo de los primeros 70`s).
La carrera de Adan ant the Ants comienza en 1977, pero no es hasta 1979 que aperece, este, su álbum debut, el álbum que muestra el lado más protestante e idealista de este grupo, el que deja al descubierto un sonido más post punk, más crudo y rebelde por así decirlo de este grupo.


Tracklist:

1. Car Trouble
2. Kick
3. Digital Tenderness
4. Nine Plan Failed
5. Family of Noise
6. Tabletalk
7. Zerox
8. Cleopatra
9. Never Trust a Man
10. Animals and Men
11. The Idea
12. Whip in my Valise





martes, 10 de abril de 2012

Diagonal-Grabaciones (1983-1988)



Diagonal, fue una extraña banda perteneciente a la movida siniestra española, aparece en algunos compilados y aunque tuvieron un tiempo de vida relativamente largo sus grabaciones son escasas. He aquí pues un compilado con las canciones conocidas sobre ellos, su estilo podría compararse como bandas como La burot y aunque se clasificaron dentro del tecno pop yo me atrevería también a llamarlos dentro del afterpunk puesto que algunos de sus ritmos tienden a tener influencias de este estilo. De sus integrantes nada sé, de sus canciones, buenas letras y sonidos electrónicos muy pegajosos. Disfruten pues de otra rareza de la movida siniestra española.

Contraseña: noiseofparasite

Tracklist:

1. Apocalipsis.
2. Efluvios.
3. Espérame.
4. Esquizofrenia.
5. La fuga.


Articulos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...