domingo, 17 de noviembre de 2013

Tiempo: Muerte y Vida.

La pintura del recuadro se va decolorando, el cielo azul no es el mismo de mi niñez; el otoño permanente ha llegado a las hojas de sus árboles. El pajaro ha emigrado, sus huevos retoñaron en hermosos tortolos que han ido a comer gusanos. La guitarra es más triste en cuanto transcurren los días. ¿Qué ha hecho todo esto?

Las lágrimas de ayer no pueden tener la misma amargura, las sonrisas no están igual de sasonadas. Esteril alma que ignora los recuerdos y se apega al presente. Sensaciones imaginadas atacan la mente, obsesiones y abstracción. Pinturas decoloradas. Pajaros emigrantes. Recuerdos no bien recordados. La pared de mi cuarto esconde más de una terrible sombra. ¿Quién ha hecho todo esto?

Cierro los ojos, daños colaterales. Las hojas no pueden caer de una pintura; la pintura me ha mentido en su azul de cielo. Escalones; siento que alguien atrapa mis pies cada vez que doy un paso. Arrojo mi cuerpo cerca al vacío. Ningún otro ser de la naturaleza piensa en el tiempo, hemos optado por temer a la Muerte. No a mí.

                                                                         -José David León Rodríguez-

martes, 15 de octubre de 2013

La camara mortuoria

Ivan estaba cansado de su viejo y anticuado apartamento, de las noches heladas que parecían eternas, de su escaces de comida. Si, el apartamento no era suyo; simplemente era un lugar alquilado, un hombre gordo se acercaba a la puerta todos los viernes finales de mes y de manera grotesca y ambiciosa le pedía el dinero necesario para la próxima estadia. No era necesario tan alto precio para una madriguera como esa, pensaba Ivan, el hombre quien cobraba la renta estaba sobrevalorando el lugar,; aprovechándose del sitio central y la demanda de vivienda de la ciudad. Sin embargo, Ivan no tenía suficiente dinero para un hogar mejor; a pesar de ser un hombre sin familia y solitario, parecía que sus ingresos eran deficientes comparados con los gastos del mundo moderno.

-Otros tres miserables pesos me he ganado hoy- Se quejaba mirando el techo, el chico llamado Ivan -Cuido la maldita seguridad de todo un conjunto de personas por tres pesos, esto es increíble, a medida que la complejidad en la que un trabajo aumenta parece que su salario disminuye, estoy harto-

Ivan trabajaba para una propiedad privada, una millonaria empresa de la región encargada de comercializar Materias Primas, la complejidad del negocio era desconocida para el chico Ivan; pero no era necesario conocer todo lo que se hacía en la empresa, simplemente había que tener agallas, enfrentarse con los ladrones; aquellas ratas envidiosas que se multiplicaban cada día y hacían de sus estrategias los más despiadados engaños o artimañas. Habían ladrones inteligentes, tanto, que ya ni siquiera necesitaban armas para robar a Ivan o alguno de su escuadrón de seguridad. Estos ladrones inteligentes, usaban palabras; algo más fuerte que la mismísima bomba atómica. Ivan arriesgaba su vida constantemente por tres pesos que le daban al día; la renta costaba apróximadamente 20 pesos y las constantes amenazas del avaro, de aumentar la renta, se convertían en una migraña para la mente de Ivan. De pronto, observando el techo, la cabeza agotada de Ivan decidió involuntariamente cambiar de sitio; girando hacia la derecha justo donde se encontraba una desvencijada mesa; la mirada de Ivan se encontró con un anuncio, el cual no había notado durante su presencia en la habitación.

-¿Qué es esto? ¿Un trabajo? ¿Sepulturero?.......¡¡¡Veinte pesos al día!!!- Ivan saltó precipitadamente de su cama -Es justo lo que necesito, podría pagrarle la renta a mis compañeros de pisos; es más a todo el edificio entero si quisiese, jooo, pero ¿por qué vivir con estos miserables si ya podría conseguir más?- El entusiasmo ingenuo del chico Ivan le hizo caer en las más profundas ilusiones, tanto era así que observaba con codicia roja el viejo periódico sin darse cuenta que la fecha ya tenía más de 6 meses atrás.

Llevado por la alegría falsa corrió directamente hacia la puerta, antes tomando todo el dinero que tenía dispuesto para su comida y sus gastos diarios; con ese dinero se dirigió a la dirección indicada en el anuncio. Mirando como un niño por la ventana, pasó por los lugares más horribles de la ciudad; callejones sin o con poca luz donde le miraban asesinos o malandros con rabia, él desconocía de todo el movimiento maligno que se ejercía alrededor del autobus, sólo pensaba en la fortuna que ganaría. Mujeres, vicio, alcohol, podría ser un holgazan; podría darse el lujo de manejar su tiempo de mejor manera, después de todo el anuncio decía que únicamente era en las noches. No importaba lo extraño que sonara el trabajo mencionado, un sepulturero en la noche, si; de todas formas la Muerte no tenía horario y se decía -Supongo que es un cementerio muy demandado, ha de haber vacantes, muchos muertos quieren arrendar lo más rápido posible- Riendo silenciosamente por tal horrible y macabro pensamiento. -Yo les daré a cada uno de ellos una buena vivienda, y les cobraré barato....ejejeje, no habrá nada de qué temer mis queridos inquilinos, yo les daré una buena vida a bajo precio- Bromeando en su mente no pudo percibir el lugar tan alejado al cual se dirigía, la última estación del autobus. Rodeado por la niebla, luego de haber pedido indicaciones al conductor; se sumió en la más oscura calle de la ciudad. Los números de aquellas casas eran casi ilegibles, debía acercarse mucho a cada uno de ellos y encender un fósforo para saber en qué lugar se encontraba; temiendo únicamente por sobrepasar el lugar encontrado seguía ignorando la inseguridad que se respiraba en el aire y el olor a cadáveres que resonabana en cada una de las paredes.

Finalmente llegó al lugar buscado, una reja ruidosa recibió su entrada. Saludando a un hombre de aspecto jorbado y ojos hundidos en el rostro pudo darse cuenta de su descuido.

-Señor mío, pero este periódico ha sido de hace más de 6 meses; no entiendo ¿qué está buscando usted aquí?- Le dijo el hombre jorobado a Ivan.

-¡¡Carajo!! ¡¡Carajo!!- maldijo varias veces al observar el dedo del jorobado señalando el lugar donde se encontraba la fecha de publicación.

-Oh, mi señor pero no se altere usted; puede que ya no esté disponible aquel ambiciado puesto pero existe uno mejor-

-Pues entonces, amigo, avísame de aquel puesto que en verdad me encuentro menesteroso incluso de zapatos- miró hacia abajo Ivan con sonrisa un poco torpe, moviendo los dedos de los pies y dejando asomar su dedo gordo a través de un agujero. El hombre jorobado echó a reír al ver tan absurda escena.

-Existe un trabajo, se trata de limpiar las camaras mortuorias que han sido recientemente desocupadas- Dijo el hombre jorobado -Al señor le agradará saber que el salario es de 40 pesos, las 5 horas de trabajo-

-¿Son sólo cinco horas?- respondió Ivan sorprendido.

-Así es señor, y sólo tendrá que trabajar una noche cada dos días. El trabajo únicamente es nocturno puesto que el olor de Muerte puede fastidiar a los visitantes que vienen al cementerio en el día-

-El horario no me importa mucho, tomo el trabajo ¿cuándo puedo empezar?-

-Esta misma noche, señor, tiene usted la suerte que han desocupado 3 mauseleos en el día.-

Luego de esto el jorobado llevó a nuestro nuevo trabajador ascendido a cada una de las camaras. Cuando el trabajo fue terminado el alba estaba presentándose, Ivan un poco agotado se despidió de su nuevo colega y se dirigió a casa.

-Jamás volveré a esa tonta empresa, jamás, ni siquiera presentaré una renuncia- dijo agotado ya en su casa reposado. Miraba los 40 pesos que había adquirido y se disponía a pagar la renta para buscar un mejor lugar; semanas atrás había oído de una habitación que costaba 30 pesos y que podía separar por 15. Sólo esperaba a que aquella habitación estuviera disponible, pensando en eso recordó que la ubicación de su nueva y posible morada se encontraba más cerca de su lugar de trabajo.

-Debo celebrar este cambio repentino en mi vida- tomó su chaqueta vieja y se fue a recorrer unos cuantos bares de la ciudad. Al día siguiente, con el sol en la cara, la miseria en su garganta que rogaba por un poco de piedad; evocó a su nuevo trabajo y pudo superar cualquier molestía de la resaca sin mucha dificultad. Sonó el viejo teléfono de la habitación, era su compañero el jorobado.

-¡¡Compañero mío!!- saludó eufórico Ivan.

-Señor, es para informarle que si se puede dirigir hoy al cementerio; tenemos 2 mausoleos nuevos dispuestos a ser aseados- respondió el ojos hundidos sin mucha emoción.

-Claro, claro, esta misma noche me dirijo hacia allá-

Antes de llegar al final del tour de aquella decadencia, paró en el sitio donde se encontraba su nuevo hogar. Había ya cancelado sus deudas, los 20 pesos del mes, al viejo arrendatario; quien sorprendido por la noticia no tuvo más opción que recibir el dinero y encogerse de hombros, simulando un poco de indiferencia.

-Si señor ¿qué busca usted?- Abrió la puerta una mujer de mediana edad, unos 50 años podía sospechar Ivan.

-Vengo por la habitación de los 30 pesos, no quiero que me la enseñe, señora, simplemente la quiero y ya- Dijo de manera acelerada el fantasma llamado Ivan.

-Oh, bueno....quizás, oh señor, por favor, le insisto que la vea primero; no quiero luego tener quejas que atender- La mujer no podía creer que Ivan estaba tomando su brazo y dándole justo 15 pesos en la mano. Como Ivan, la mujer esperaba nuevos ingresos para su hogar; y los estaba obteniendo precisamente de un cementerio que parecía trabajar con muertos a por lotes, así como una fábrica de automóviles.

-No señora, tome su dinero, debo de irme a trabajar. Qué tenga usted un bonito atardecer y bonita tarde- Dijo sonriente Ivan.

Se fue sin siquiera esperar a que la mujer cerrara la puerta de su nuevo hogar. Sin despedirse de su amiga se adentró de nuevo a su trabajo nuevo, saludando al jorobado y dirigiéndose a los lugares señalados; esta vez en un mapa que el mismo jorobado había escrito y hecho. El primer trabajo fue fácil, unas cuantas flores olvidadas, no había mucho polvo; la familia del cadáver no era tan desconsiderada. Para el segundo trabajo, el viejo mausoleo se encontraba casi destruído, agujerado en el techo y carente de ventanas, debía avisar después a su compañero sobre ello. Rodeado de tierra y maleza le fue casi imposible encontrar la puerta. Luego de encontrarla, fue aún más difícil abrirla, casi dejándose llevar por un sentimiento de debilidad acude al auxilio de su compañero. Sin embargo, impulsado por la fuerza de no caer de nuevo en un trabajo de 3 pesos se las ingenio para lograr abrirla mediante un mecanismo que él mismo consideró una obra maestra de la Ingeniería de la Muerte. Entrando al lugar al que tenía que asear se decía a sí mismo. "Ha llegado tu empleado, tu conserje, asearé todas las fechorías higiénicas que han hecho tus familiares, limpiaré tus memorias con un poco de olvido", Ivan era un amante completo de la sátira; y en esta ocasión se deleitaba así mismo comparando el trabajo de un aseador de colegio con su siniestra labor. Empero, Ivan no esperaba respuesta a sus pensamientos...

-Es usted un atrevido al decir que limpiará mis memorias de estas hermosas tierras- Respondió una voz al final de la camara. Ivan asustado tomó la linterna que llevaba en su mano y apuntó hacia el fondo, con la mano temblorosa, al no ver nada pensó que quizás sería una broma de su compañero; le había notado muy frío hasta ahora, era muy probable que estuviera queriendo crear un poco de afecto entre empleados. Pero la voz insistió sin dar paso a la risa de un chiste...

-No es necesario, no es necesario apuntarme con aquel artefacto; no estoy de pie, estoy durmiendo-. Ivan movió precipitadamente su brazo hacia cada uno de los rincones de la casa del muerto hasta encontrar un espeluznante origen a aquella voz. Un cadáver de pelo seco y blanco, con los huesos casi que al aire; emanaba un olor nauseabundo comparable con el de la tierra empapada, no tenía pupilas en los ojos y su rostro sugería una muerte gritada. El cadáver quien al lado izquierdo de la camara se encontraba reposando, exhalaba aire helado sin siquiera mover sus costillas, no se podría decir que era una brisa proveniente de otro lugar, cualquiera con sentidos agudos como los de Ivan sabía el origen de la voz. Sin decir una sola palabra más, el cadáver parecía esperar la continuación de una tertulia. Ivan petrificado como la lapida de una tumba retrocedió dos pasos para darse cuenta que había aplastado algo blando. Sus movimientos torpes por la sensación asquerosa que tuvo en sus pies le hicieron quedar en el suelo, sin perder de vista al cadáver acostado que ahora parecía intentar levantar una mano.

La brisa gritó contra el borde de una ventana ausente, con pocos vidrios rotos, nadie le creería a Ivan que el cadáver parecía tomar la postura de un ser que está sentándose dispuesto a levantarse. Ni el mismo Ivan creía lo que estaba pasando, pero sus sentidos fueron de nuevo interrumpidos al escuchar aquella temible voz.

-Sea usted mi querido amigo, bienvenido o malvenido, como quiera sentirse; a mi maltrecho hogar- El muerto que ya había adquirido una posición relajada agitó suavemente sus brazos en el aire, como gesto de enseñanza sobre el entorno. -¿Desea usted quedarse?- continuó hablando aquel ausente. Ivan llevado y consumido por el miedo, el cual había ahogado cualquiera de sus otros sentimientos no encontró más escapatoria que huir hacia atrás, parándose rápidamente y colocándose en posición de un corredor que espera el disparo de salida; Ivan le ordenó a sus pies correr como nunca antes lo habían hecho en su vida pero uno de ellos rogó piedad al encontrarse atrapado por cinco huesos. Eran los cinco dedos de su acompañante que imploraban un poco más de tiempo.

-Es usted un visitante muy curioso, viene con intenciones de enviarme al olvido y ahora quiere huir y dejar este momento en el olvido. Siéntese por favor, termine su noble labor-

-Por dios, suélteme mi maldita pierna engendro del demonio- Dijo Ivan con sonido casi inaudible. Enfurecido por tal categoría el muerto dejó caer su cuerpo sobre el de Ivan, tocó cada una de sus partes, incluyendo sus genitales; de manera grotezca le arrancó su ropa y deslizó sus manos por la piel tierna y blanca de Ivan. Con gestos de placer y sonrisa malvada el muerto comenzó a recrear la copulación con el aseador de colegio. Lamiendo de su oreja, tomándolo fuertemente, Ivan sólo podía esperar a que dicha situación fuese sólo una pesadilla; apretó pues el muerto fuertemente de los testiculos de Ivan y este dando un grito desconsolado como un animal herido de muerte fue acobijado por las sombras del piso de aquella camara mortuoria. Cuando Ivan abrió de nuevo los ojos se encontraba en el mismo mausoleo, en la misma camara, pero era él quien estaba apoyado en el lado izquierdo; donde originalmente se encontraba el muerto. Las ventanas eran de colores, amarillos, rojos, morados; cada una de ellas formando de manera geométrica la figura de un ser celestial, un ruido de engranajes provocó que la plataforma de Ivan se trasladara hacia el centro dejándole ver que en el techo se asomaba una ventana con forma de luna. Ivan asustado por aquellos hechos, parecía estar aferrado a su cama de piedra de forma permanente. Los engranajes sonaron de nuevo, y la cama donde estaba el chico Ivan comenzó a girar.

Se oyeron voces de oraciones al fondo, mientras que por la mirada de Ivan se paseaban aquellos momentos donde consideró que fue feliz en su vida; la mayoría de ellos evocaban fuertemente a su infancia y estaban asociados a lugares entrañados, la voz de su madre, la voz de su padre, de sus hermanos y de los amigos que algún día abandonó por independizarse. La cama donde reposaba Ivan giraba vertiginosamente y cada una de las ventanas parecía tornarse en paisajes donde los santos morían y caían vencidos por la debilidad; cada ventanal fue consumido por la noche y luego el hielo de donde contradictoriamente se levantaba el fuego. Los santos miraban a Ivan con ojos oscuros y perdidos, le culpaban por todos los errores que había cometido en su vida; y como si cada uno de ellos pensara de la manera en que lo hacía él comenzaron a burlarse de forma satírica sobre su realidad.

-Mira al niño, juego en la rueda del parque-, escuchaba Ivan, -Esta diviriéndose, al girar y girar, quiere la muerte olvidar, al girar-, -Mírale, parece que está apunto de vomitar; niño para ya....la diversión ha terminado-. Ivan enloquecido por las alucinaciones que estaba sintiendo, comenzó a sentir un cosquilleo en sus adentros; sin razón alguna oscilando circularmente de manera descontralada, Ivan echó a reir. Todos los santos quedaron en silencio mientras el niño Ivan parecía divertirse en su ruleta. El sol y la noche aceleraron su paso y la sombra de Ivan se proyectaba con diferentes movimientos en las paredes de la camara mortuoria, estaba riendo sin sentido alguno hasta observar su propia oscuridad reflejada en los ventalajes, los santos lamían la sombra a su placer tornando sus voces como la voz que exhalaba frío. Despertó acostado en el lado derecho del mausoleo, con una bella dama que se encontraba al lado izquierdo y le miraba encantadoramente. La dama no hacía más que mencionar palabras de amor con boca cerrada, Ivan no comprendía la manera en que podía escuchar todo eso; sin pensarlo dos veces ordenó a su cuerpo levantarse y éste respondió de manera positiva, tomó con ambas manos la parte trasera de la puerta e intentó abrirla con todas sus fuerzas. Fue inútil, estaba encerrado con aquella doncella. Las ventanas se habían ido y las flores emanaban un dulce olor a bungambilias, el joven se encontraba encerrado en una prisión que vitalizaba el ambrosía del amor eterno. Se encontraba condenado.

La mujer había quedado con sus quince pesos, el hombre gordo y avaro obtuvo luego un inquilino nuevo; el jorabado pudo conseguir un ayudante que limpiara mausoleos......Ivan, nunca volvió a pagar su renta.

                                                                          -José David León Rodríguez-

martes, 13 de agosto de 2013

Recopilado de frases


He sentido mi cuerpo apunto de colpasar, sensación vertiginosa que me agrada cuando doy un paso en la calle, pues soy un malabarista de cuerda floja.

Las multitudes con sus ojos juzgantes buscan algo en mí, se adentran a mis ojos, rápidamente esquivan la mirada pues en ocasiones se ven a ellos mismos.

La muerte, ¡¡Oh sagrada muerte!!, que para mí eres como un amor perfecto. La muerte, que te confiezo hoy, soy como un enamorado. Un enamorado que cuando te siente cerca se está inquieto, pero cuando sé que estás lejos te deseo.

He vivido demasiado como para decir que he muerto muchas veces.

La sátira a la vida es lo único que queda; las cosas netamente normales, tranquilas y agradables resultan nauseábundas por su rutina y constancia. Todas esas situaciones que parecen estar plasmadas en un libreto se resumen para mí en dos sílabas: Ja, Ja.

Es mi risa desganada el más sincero sentimiento que puedo tener para con ustedes.

Soy el reflejo perfecto de la humanidad: un hipócrita. Alguien que promete cambiar su estilo de vida, mientras destruye todo lo que se encuentra en su entorno.

Al amparo de la noche, en la soledad absoluta, se despiertan las sombras que atormentan a quien verdaderamente se encuentra loco.

Me pasa muy a menudo que a quien más expreso mis sentimientos es a quien más desprecio.

En mi mente se encuentra una Iguana que puede crear un nido en cualquier otra cabeza.

Mi sangre bombea la sustancia más sublime del mundo: Veneno.


Mis pesadillas tienen siempre la misma terrible conclusión, terminar despierto.

La vida que tengo se resume en un montón de sucesos que se dan al azar. Soy como un proyectil perdido que nunca llega a dar en un blanco fijo.

La muerte, que por muchos es temida, es lo único asegurado en la vida.

Cuando tengas un miedo no dudes en vestirte de él y lanzarte al abismo. Si tocas el fondo, no tendrás miedo. Si no lo haces, estarás muerto.

El terror es mi pastor.

La soledad es agradable pues me siento dueño de mi propio silencio, es oro para el alma; cuando me encuentre en un ataúd yo seré el silencio, simplemente un esclavo.

No percibo nada bueno en la muerte, por eso reitero que soy un enamorado.

Mis escritos no son más que palabras huérfanas reunidas en un mismo punto.
                                                             
                                                                            -José David León Rodríguez-

domingo, 11 de agosto de 2013

El cadáver y sus moscas - El extraño caso de will Single (2013)



El cadáver y sus moscas, abreviado ExCxM, es una banda de punk rock y deathrock de Colombia, con apenas un año de existencia. Esta banda es la sucesora de otra, Nekrosistema, y mantiene un estilo parecido a la otra. Con tintes oscuros que varían en varios géneros del rock en general, esta es una banda recomendada, personalmente. En este Single se puede apreciar unos tintes deathrockers y un par de poesías macabras. Las canciones no están muy bien grabadas pero vale la pena escucharas.

Tracklist:

1. Introducción de una mosca.
2. El extraño caso de will.
3. Condenado.
4. Fin.





domingo, 4 de agosto de 2013

Niños del Cementerio - Cánticos funerarios I : Aquellos fantasmas olvidados

 
Los niños del cementerio surgen el 6 de junio de 2013 publicando ''Canticos funerarios I : aquellos fantasmas olvidados'' compuesto y producido por Polly De ultratumba, quien es encargado de la ejecuciòn del Bajo electrico y los sintes en algunas ocasiones, ademas de las voces, y Eugenia de Ultratumba encargada en los sintetizadores. Así es que se describen ellos mismos, personalmente es una banda colombiana con buen talento, sonidos crudos y oscuros provenientes de las cloacas; un material que debe estar en este blog.

Tracklist:

1. Introducción......a la muerte.
2. Vamos a follar.
3. Aquellos fantasmas olvidados. 
4. Carnicería de niños. 
5. Nuestras mentes están podridas. 
6. 666 - Fin.



Peter and the test tube babies - The Mating Sounds Of South American Frogs (1983)


Peter and the test tube babies, otra de las bandas provenientes del año 78 en Inglaterra. Sus letras siempre cargadas de humor han transformado el punk rock no sólo como una manera de expresión política sino también retornando a los viejos tiempos del rock and roll donde se contaban historias sobre personajes en particular, en este caso las historias son cómicas, desagradables o simplemente no tienen sentido. Aún así, la banda también tiene letras satíricas en contra de las autoridades. Aquí dejo su segundo álbum que en español traduce "Sonidos de apariamiento de las ranas de sudamérica" publicado en el año 1983.  En realidad una de las buenas bandas de punk rock de Inglaterra.

Tracklist: 

1. September Part 1.
2. Gues list.
3. One nigth stand.
4. Let's burn.
5. Jinx.
6. Blown out again.
7. Wimpeez.
8. Easter bank holiday '83.
9. No invitation.
10. Pissed punks (Go for it).
11. Never made it.
12. September Part 2.






Discharge - Hear Nothing See Nothing Say Nothing (1982)





Discharge es una de las bandas más influyentes dentro del Hardcore, su gran influencia se debe a que variaron entre varios estilos desde el Thrash hasta el Crust y el Black, su estilo se conoce actualmente como el D-Beat y es practicado aún por bandas que normalmente tienen un nombre que comienza por Dis. Tan influyente fue Discharge que algunas bandas como Metallica y Anthrax han hecho covers de sus canciones. Aquí con ustedes dejo el segundo álbum de esta banda llamado Hear Nothing See Nothing Say Nothing publicado en el año 1982 por Clay Records, destacado entre los demás álbumes pues es aquí donde se denotan letras oscuras, ritmos crudos y extremos que impactaron a toda la música británica. 

Tracklist: 

  1. Hear Nothing See Nothing Say Nothing 
  2. The Nightmare Continues
  3. The Final Blood Bath
  4. Protest and Survive
  5. I Won't Subscribe
  6. Drunk With Power
  7. Meanwhile 
  8. A Hell on Earth
  9. Cries of Help
  10. The Possibility of Life's Destruction
  11. Q: And Children? A: And Children
  12. The Blood Runs Red
  13. Free Speech for the Dumb
  14. The End


lunes, 17 de junio de 2013

Delirio

I

Sentado en un día gris, la lluvia cubría el horizonte. Eran poco visibles las montañas, unas cuantas luces sobresalían; seguramente era alguno que otro hogar que buscaba refugio en el calor. Yo estaba abriogado con mi cuerpo favorito, quiero decir, con mi amada esposa; aferrada a mi pecho, casi dentro de él. No, la verdad es que si creo que estaba dentro de él. Podía ver como de repente se hacían hondonadas en medio de mis costillas y su cara era recubierta por mi piel derretida. Era parte de mi corazón, cayendo al abismo de forma lenta y relajada; como aquel moribundo que perdiendo las energías se deja caer sobre la cama del hospital. ¡¡Oh si!! que me dirán mentiroso pero bien recuerdo las cosas que sucedieron, en eso mi memoria no falla. Recuerdo con tanta precisión el instante en que despegó su cabeza de mi pecho, el hueco tardó un poco en sanarse; se paró silenciosamente y me miró soltándome la mano. Su cuerpo agotado y bombardeado por las gotas del aluvión permación erguido un rato frente al mío, era el azote de un esclavo revelado que reclamaba libertad. La mirada de Justicia, ha pasado, me dije a mí mismo. Dio la espalda, lentamente como si fuera un segundero, juro que lo pude ver con el mismo ciclo; hasta casi me pareció escuchar el tic-tac. Comenzó a dar lentos pasos hacia el sendero que conducía al lugar donde estábamos. 

Me apeno, que no he descrito bien el lugar, descánsabamos en un parque donde sólo se podía llegar a través de unas piedras. Al caminar se hacía mucho ruido, demasiado indiscreto para mi gusto. Pero era el lugar preferido de mi chica preferida. Íbamos constantemente a sentarnos para ver las luces que sobresalían a la niebla de las montañas que perfectamente se veían desde el lugar ya mencionado. Casi siempre era en días lluviosos, los días calurosos me aburren. Lo siento, debo guardar un momento de silencio por los que yacen muertos....

.....Continuo mi relato, ha volteado de manera despectiva y ha dado pasos misteriosos y silenciosos. Las rocas han traicionado al alboroto. Es insólito, pero la veo desaparecer frente a mí; primero se ha quedado paralizada como si el aliento le faltara. Por un momento pensé que se iba a desmayar frente a mí, me había tardado demasiado en darme cuenta que algo extraño estaba sucediendo. Bien, es increíble, es increíble que paralizada frente a mí se haya convertido en arena lentamente y el viento, como pidiendo algo que se le había robado, la ha acariciado, deshaciéndola en millones de partículas de polvo que hasta temo de estornudar sobre ella. Me siento solo. Muy solo.

II 

Es otro de los días que me gusta recordar. La primera vez que alguien me llevó a una escuela de aviación. ¡¡Vaya qué sorprendente!! verme ahogado por el ruido de los motores, expresan demasiada potencia. Son bestias gigantescas con el poder de arrastrar a multitudes de pasajeros detrás de ellas. Me siento algo triste por no poder domar a alguno de esos animales. Bueno pero tendré el placer de ser deborado, si, de ser deborado, entraré a los intestinos donde quedan los lugares para sentarse. Sentarme, eso me recuerda a una vieja historia de una amada. ¿Amada? ¡¡Bah, qué va!! cómo pensar en amor cuando se está a punto de llegar a las nubes. Me emociono demasiado con estas cosas, oigo como arrancan y como suben lentamente al cielo. Me da la ligera sensación que cada vez que se despegan del concreto es como si algo las jalara al suelo, pero son demasiado feroces como para no luchar, es toda una odisea la que se libra en ese instante. Buena manera de ser impertinente; es mi cuerpo rogando las necesidades diarias. Ni comida, ni sed; quizás la ansiedad me ha hecho tener ganas de ir al baño. Recuerdo bien cuando solicité que me indicaran el lugar del baño. Me han respondido algo demasiado extraño, citaré:

"Había una mujer que tenía una familia, tenía una familia de aviadores. Los aviadores un día quisieron volar y se fueron de casa. La mujer se ha quedado sola, se ha quedado sola, pero un día negro volará aunque no sea aviadora"

Jaja, me dio un poco de miedo ese tipo. Bueno, le pregunté de nuevo y escapando de sus elucubraciones me indicó el lugar. Una casucha de color rojo y techo marrón, muy desvencijada y olvidada que quedaba al final de la pista. Entré por un marco que ni siquiera tenía puerta, seguí un pasillo lleno de muchos cuadros de aviones hasta llegar al baño. Fue demasiado vergonzoso cuando estando en el baño con mis necesidades alguna mujer entró a hacer un inventario. Eran los modelos favoritos de ella, los que estaban colgados dentro del baño, si, si, me refiero a los cuadros de aviones. Esos malditos hasta pegados en el baño se encontraban ¿qué quieren que me sienta cagando al cielo? quizás querían sentirse como palomas. Yo qué sé, casi me ve desnudo la desgraciada. También avisó que tenía que irme pronto que mi avión despegaría.

Allá estaba imponente, con su helice, el avión estilo segunda guerra mundial. Sacado de esas novelas y caricaturas, toda una alucionación del pasado que preparaba sus motores para recobrar vida. ¿Puede alguien escucharlo también? yo, yo si puedo. Díganme que pueden. Porque fue una sensación indescriptible. Todo lo imaginado es real. Pero eso es terapia de uno de los psicólogos que suele dar opiniones en el noticiero de las doce y treinta. Bueno que sin pensarlo me eché un poco de pimienta y sal para tener mejor sabor, creo que exageré un poco cuando me vertí aceite en el pelo; es que como era una máquina supuse que le gustaban los tornillos, las tuercas, el aceite, la grasa, todo eso que está relacionado con la mecánica. Lo he visto en alguna que otra película creo. El avión me deboró y sus mascadas me hicieron cosquillas, hasta tengo cicatrices que no fueron dolorosas y me gustaría algún día repintarlas del mismo modo. Me gustan las cicatrices. Llegué a los intestinos sin haber pasado por algún proceso de digestión. La digestión de las aviones se da en las nubes. Quiero hacer parecer mis escritos como surrealistas, pero a veces hablo incoherencias. Jeje. ¿Será?

Justo en el asiento preparados para despegar alguien detuvo el arranque, me llamaron a gritos que nadie más escuchaba. Tuve que ser defecado por la máquina que tanto me gusta, fue algo difícil y asqueroso, no quiero hablar de eso. Ya con los pies en la tierra, que casi nunca los tengo, corrí hacia donde escuchaba los gritos.

III

Y aquí estoy, después de haber recorrido tantos senderos laberínticos. Sentado en el pie de un árbol milenario que carece de ojas, sus ramas parecen manos que pudieran sujetar y capturar a cualquiera. El aire da la impresión que tiene vida propia y que es salido de esos bosques encantados. Ojalá fueran esos los hechos, lo que he visto aquí ha sido mucho peor. Los gritos agobiantes se encontraban en el pie del árbol; las nubes tronaron cuando me acerqué para poder cavar con mis manos. Comenzaron a surgir rayos que me hicieron despertar en un centelleo, me encontraba cerca de un acantilado. El árbol se posaba sobre una enorme roca donde se podía ver el resto del valle. Recobré las fuerzas de encontrar a la terrible persona cruel que había interrumpido mi viaje. Comencé a cavar hasta que las uñas sedieron al filo de las rocas, maldito lugar rocoso, tengo mis palmas raspadas. La sangre se combinó con la tierra generando una masa de fétido olor pero agradable al tocar; sentía como las manos sufrían de corrientazos paralelos a los truenos. El corazón agitado fluía enviando más sangre a mis brazoso para que fuera desperdiciada y se mesclara con la tierra, de repente toqué algo muy suave. Se trataba de una mejilla demasiado cálida. Mi sangre se derramó sobre la mejilla como una lágrima, quité un poco de tierra alrededor y vi el rostro completo con la boca abierta. 

-Abrázame que tengo frío- Me dijo la voz de mi mujer.

-Esteban, tengo mucho frío- Me repetió de nuevo.

Aterrorizado me eché hacia atrás, caí contra el tronco del árbol. Algunas ramas comenzaron a agitarse fuertemente por el viento, las sombras comenzaron a agitar los recuerdos. Veía claramente lo que había ocurrido. El día que estuve con ella sentado viendo el horizonte, que la lluvia me recordó su manera de tratarme. De forma agresiva, de forma cruel. Entonces la niebla me susurró al oído "Nadie se dará cuenta" las luciernagas que siempre estaban rondando en el pasto dejaron de alumbrar como si fueran complices de lo que estaba apunto de hacer. Con mis brazos únicamente que sangraron hasta que no pudieron agredirla más, apagué su vida, y la enterré cerca al acantilado donde estábamos. Las montañas podían ver lo que hacía, pero jamás se moverían a buscar ayuda. La enterré sin ningún protocolo, de cristianismo ni religión. Sin recordar acaso la vida que me había dado, los sentimientos que me había otorgado. Oh señor, ¿en dónde estabas para sentensiarme?, no estuviste allí para detener mi empresa. Mis manos quedaron tan agotadas como ahora mismo las tengo. Por cavar y por golpear, fueron armas y herramientas al mismo tiempo. Hoy he intentado trabajar todo el día en mi escuela de aviación, un alumno me ha echado de la nave por no estar en condiciones de manejar. ¿Qué es todo esto? y ahora estoy de nuevo en su tumba, yo mismo la he desenterrado sin saber muy bien lo que hacía. Ahora seguro alguien vino tras mis pasos y entonces será mi encierro. Las sombras de las ramas del árbol me muestran mi futuro, pero las ramas no se agitan por el viento. Llueve de nuevo como aquella noche, llueve. Un piano caótico comienza a dar compaces en mi mente. Me sugieren una muerte voluntaria, me sugieren matarme. Yo no quiero ser el protagonista que cierra su propio telón, pero el resto de la historia es demasiado atroz. 

...Esta es una de las razones por las que no duermo. Bueno ¿qué tal parece? a mí me parece que Esteban pudo dormir. No me volvió a hablar jamás.

                                                                                                           -José David León Rodríguez-





martes, 2 de abril de 2013

La muerte y el loco

El otro día un Hombre de traje gris con negro caminaba por la acera hacia a su trabajo. Iba de sombrero y muy alegre por el camino pensando en sus qué haceres del trabajo. Interrumpido por los ruidos de la construcción el Hombre de traje gris con negro cambió su camino habitual. "Estará bien por hoy...". La nueva vía silenciosa atravezaba por viejas casas de la ciudad y un bosque con robles de raíces mohosas. "Tendré que tener cuidado para no deslizar" se decía el hombre de Traje gris con negro. 

Pasó un largo rato caminando entre grandes robles y casas distanciadas, el pobre Hombre que iba afanado ya para su trabajo encontró de nuevo una interrumpción. 

-Ey, tú hombre ¿qué haces caminando en medio de mi jardín?- gritó una voz extraña en la distancia. 

-¿Jardín dices? veo que por aquí pasa el camino que viene de la calle- Contestó el Hombre.

-Eso no significa que sea el camino por donde pasen los que vienen de la calle. Serás testarudo como todos los Hombres grises y negros-

Nuestro personaje se disponía a devolverse por el camino que había tomado....

-Ey eyy eyyy ¿qué hace usted? ¿no me ha entendido?- de nuevo dijo la voz sin dar a conocer aún su identidad.

-Regreso, me ha dicho usted que el camino es suyo. No quiero usarlo más.-

-Pues ya lo está haciendo, imbécil. Vale, vale, haremos una pequeña dinámica para arreglar este lío.-

-No veo por qué tanta importancia a un viejo camino.-

-Aghjjj, tonto Hombre grisaseo....- De repente aparece un anciano detrás de uno de los troncos de los árboles. Su pelo alrededor de las sienes y la parte trasera del cuello era de un color muy blanquizo. Carecía de camisa y llevaba puesto un pantalón azul muy rasgado, casi hecho jirones. Ni siquiera llevaba un buen calzado, un zapato medio roto y el otro ni siquiera era el par del dañado. De aspecto laguido y jorobado se acercó cercamente hacia el Hombre de negocios, su cabeza casi dio a las costillas por su pocisión doblada.

-Este camino es de mi cada, mi casa es la que queda enfrente, este es mi jardín y mis grandes robles llenos de hermosa humedad. Quiero decirle, quiero decirle.....que este camino de tierra que pasa en medio de ellos no es mi camino. Mi camino lo es todo, ¿me entiende?, tendrá que quedarse un buen rato aquí hasta que un autorizado pueda sacarle.- Dijo el anciano manoteando en el aire.

-No tengo tiempo para estupideces- Alterado y confundido contestó el Hombre -Me espera un día arduo de trabajo-

-Olvide su trabajo, si regresa no encontrará el camino. A menos que escuche las palabras de este estúpido anciano-

El Hombre desconcertado no quiso perder más el tiempo discutiendo con alguien que había perdido la razón. Dio la vuelta y sin mirar atrás, apretó la mano a su portafolio y emprendió una marcha más rápida que lo normal. "Caminaré el doble de rápido y en menos de quince minutos tomaré el camino de la vía principal, tendré que abordar un taxi o un autobus...." confiado el Hombre se decía a sí mismo. Era un Hombre optimista, de buenos negocios, de aquellos que son valorados en las empresas por generar buen dinero. De aquellos que se dejan manejar fácilmente por las obsesiones materiales. Obviamente no era un percance para él. Sin embargo, como en todo cuento, los ancianos que anuncian los presagios tienen la razón. Los robles a medida que pasaban se hacían cada vez más altos y parecían estar más cerca. Las casas que antes estaban distanciadas ya no se podían observar más entre una malesa creciente. El camino de tierra tomó un contorno más recto cada paso, el Hombre de negocios aún seguía sin estar alterado. 

Todo esto cambió cuando el paso ya no fue sobre la tierra sino sobre piedras que aparecieron de la nada y el hombre llegó a un gran árbol que parecía marcar el centro. El camino formaba un círculo alrededor de aquel árbol. Pensando que detrás del guardían enorme podría seguir un camino que lo dejaría más cerca de su destino; el hombre continuó rodeando el árbol pero encontró algo extraño en la parte trasera. El anciando pegado se encontraba al gran guardían del bosque, como si se hubiera deshecho de su joroba; al despegarse del tronco sonaron unos cuantos huesos resquebrajados y el anciano pasó a su pocisión original. 

-Hombre, mi Hombre de buenos negocios. Le dije que se quedara quieto en aquel pedazo de tierra. Este camino no tiene regreso a menos que pueda escucharme. ¿qué tanto le interesan ahora sus ingresos?. Posiblemente no tendrá ninguno este mes, este año, este siglo...- dijo el anciando con una sonrisa socarrona. 

-No sé qué es lo que usted le ha hecho a este camino, si este bosque es más frondoso de lo que pensaba. Eso no me importa. Está bien, esta vez le haré caso....- dijo el Hombre un poco asustado.

-Ja - Ja - ¿Je?- El anciando cada vez con una sonrisa más diabólica se acercó al hombre cuan si fuera una serpiente que puede volar a través del aire. -Veamos señor, que lo que usted ahora está presenciando no tiene ninguna lógica ¿le molesta no saber la cifra exacta?- Rodeaba al Hombre con las intenciones de intimidarlo cada vez más, sin embargo el Hombre parecía estar inalterable, no podía viajar más entre sus miedos o quizás estaba muy ahogado por ellos. 

-Es esta mi historia que le sacará de aquí....escucha hombre escucha ¿qué diferencia hay entre un muerto y un loco? JAJA- rió fuertemente el anciano mirando hacia el cielo...

Aquí comienza el relato del anciano....

I

"Se habla entonces de alguien que pudo en un tiempo desafiar al mismo Dios con todas sus fuerzas. Un hombre alejado en un pequeño pueblo que constantemente observaba los truenos caer sobre su aldea. Cansado de la injusticia y la destrucción, el hombre elevó plegarias malditas en un alcantilado....habló a los cielos de cómo sus ilusiones se habían resecado, de cómo las creencias se hacían más absurdas. Habló de sus tiempos solitarios y las veces que se miraba en los espejos, reparando todos sus defectos. El hombre poseído por una risa olvidó el límite del alto acantilado. Quiso entonces caminar sobre los vientos fuertes pero la física lo impidió. 

Cayó rodeado de algunas pequeñas piedras, sólo los animales que se encontraban amarrados al gigantesco barranco lo vieron gritar. ¡¡Podría matarte!! el hombre riendo creyó volar hasta golpear fuertemente su cabeza. Por fortuna fue rescatado por unos marineros que se encontraban en la zona. Le llevaron al hospital donde se le curó casi que totalmente, se hirió la razón. No pensaba como las demás personas luego de su accidente, quería tragarse las mismas escrituras biblícas creyendo que tenía demonios adentro. Se colgaba de la frente los escapularios para ahuyentar pensamientos de asesinato y muerte. Dejó de hablar con las personas y se encerró solo en su casa, un familiar le llevaba sus sustentos constantemente pero se los tiraba por una ventana como si fuese un animal salvaje encerrado. Sigo creyendo ahora que no era bueno ni malo, sino un alma celeste y sensible."

II

"Algunos podían sentir hablar por las noches al accidentado. Parecía no dormir en las noches, parecía temer de algo. Los niños como siempre con sus maldades se acercaban y hacían ruidos en los techos para escucharlo gritar. Habían algunos peores que se aliaban con adultos para verlo correr por toda la casa, escondiéndose debajo de los muebles y la cama. Llamaro en poco tiempo a un psiquiatra que dictó que era una falla netamente cerebral debido a su accidente. Había una nueva metodología para el tipo de la demencia, se trataba de algo anacrónico para nuestra época. Comenzaron el psiquiatra y un grupo de inescrupulosos a torturar a la persona con herramientas que parecían traídas de los mismos infiernos. Amarraban sus extremidades y le colpeaban su cicatriz con un martillo, intentaban recrear el momento del trauma para que así el loco pudiera superarlo.

Los métodos sólo consiguieron alterar más al paciente, pasó a ser más paranóico al punto de llorar de angustia al sólo ver la cara del médico que lo atendía. Entonces el doctor hizo una interesante aclaración:

-Hemos conseguido lo que queríamos, hemos conseguido que los miedos se puedan palpar, ahora debemos volverlos hacia un cause. Una especie de deshague, es sencillo como un río que va a dar al mar. Sus ideas enfermizas se irán con la siguiente parte del tratamiento.-

Comenzaron a sobre-excitar sus ideas de demonios contándole cuentos extraños. Él siempre se escondía cuando había alguien en la casa; pero era inevitable no escuchar las palabras que decían. Caos, desesperanza, sentimientos hechos palabras y expresados hacia el hombre que aún no podía ver el mundo real."

III

"Jamás tuvo la culpa. La tuvo el doctor por haberlo incitado. Sin embargo culparon al loco de la muerte del doctor pues fue su físico quien lo atacó. Lo hirieron de muerte y dejaron encerrado en su casa, querían que se desangrara lentamente, querían ver que sus demonios comieran de su sangre. Era el privilegio de morir, decían todos en el pueblo. Su locura no había tenido cura. Había empeorado a manos de un respetado doctor quien decía ser el más cuerdo de los cuerdos, todos los demás cuerdos le siguieron. Oraron en el pueblo para que el pobre alma del loco pudiera ser liberada del infierno.

Sin embargo, esto fue desde la perspectiva del pueblo 

-¿Puede alguien escucharme? ¿puede alguien escucharme?.....- gritó el loco durante varias horas acostado en el salón. Agonizando. 

-¿Puede alguien escucharme?...- susurró finalmente.

-Si- respondió el vacío.

-¿Quién eres?- dijo casi sin aliento el hombre loco.

-Soy la mujer de la que todos hablan cuando están vivos y la que todos olvidan cuando están muertos. Soy la que todos piensan que lleva túnica negra y una gran guadaña.- 

Comprenderás la identidad de quien hablaba con el moribundo loco."

IV

"Abrazado al vestido de la mujer el hombre comenzó a llorar. 

-Sé que has venido por mí y me conducirás a la más temible oscuridad, que de esta casa ninguno de los rincones puede igualar. Sé que lo veré todo negro, me lo han dicho, puesto que estoy maldito. Has venido a cumplir tu labor; yo te pido por favor que si me llevas a un lugar unicolor que sea por lo menos sosegado. Me han torturado por mis ideas y pensamientos. He sido considerado un enfermo mientras otros locos son considerados como genios. ¿Qué pasa? te he esperado, te he esperado y te he visto, termina lo que viniste hacer- suplicó el loco.

-Vengo a decirte que no tengo ningún trabajo qué hacer aquí- contestó la Muerte.

-¿Pero qué dices? ¿qué me dices?....si he estado todo el tiempo esperando tu presencia. Por favor, vendrán mañana si se dan cuenta que no estoy muerto. Vendrán y de nuevo me engañarán con sus palabras. Me harán creer que he bebido cuando mi cuerpo tiene aún sed. Me harán creer que he soñado cuando sigo despierto- lloraba el hombre totalmente desconsolado.

-Tú no estás despierto mi querido amigo. Sólo no te han callado.- dijo la Muerte -He venido a decirte que lo mejor que tienes por hacer es aprender a manejar tus palabras. Pues ellas serán tu maldición, el decirlas y el pensarlas eternamente.-

La Muerte caminó hacia la ventana que ya estaba iluminada por la luz de la Luna llena. Pequeños trozos de polvo se podían ver en la luz, danzando al compás de una Danza Macabra. 

-No, dime que no es cierto lo que me has dicho. Dime que no estoy condenado a estar herido, dime que mis heridas son reales y que podré irme contigo. Te lo suplico.- se arrastró el loco hasta los pies de la muerte.

Mírole la Muerte con mucho desprecio que casi le da un puntapié. Al ver el río de lágrimas que salían del rostro boca abajo del hombre loco le dijo que se parase un instante y le diría algo."

V

"-No es tu estado una condición muy diferente a los de los muertos- dijo la dama. -Ellos condenados al silencio y tú condenado a no ser escuchado. Ambos tienen lo mismo. Ambos deberían disfrutar de lo que tienen. Tú estás lamentándote de ser escuchado, los muertos se lamentan constantemente de jamás poder pronunciar una sola palabra- 

-Yo quiero estar callado entonces, para no decir más idioteces. Dame ese privilegio dama de la noche; quiero ser como los muertos- se levantó el hombre loco y púsose de hinojos.

-Sigues sin entender mi querido buen hombre. Las torturas acá propinadas son pinturas de los oleos de tus propias palabras. Quiero decirte que mientras los muertos dibujan con pensamientos y en silencio, tú sigues aquí lamentándote de tus horribles pinturas y vociferando para hacerlas aún más horribles-"

Aquí termina el relato del anciano.

-Así que mi buen hombre de negocios, es esa la única manera de salir de este camino- dijo el anciano.

-No sé a qué te refieres, no he dicho yo ninguna palabra a excepción de las que comparto contigo- dijo el Hombre.


-¿Cuál es el pronóstico del paciente?-

-Debemos sobre-excitar sus ideas sobre aquel bosque. Seguro de esta manera le tornáremos a la cordura-

-José David León Rodríguez-


jueves, 28 de febrero de 2013

The tiger lillies - Death and the Bible(2004)


Ya habíamos hablado de esta banda antes en el blog. Los interesados en saber qué otra información se dio de la banda pueden hacer clic en la etiqueta homónima. No me había gustado el dark cabaret hasta que les conocí a ellos, con su ritmo encantador, sus blasfemias y burlas; reviviendo constantemente aquellos ambientes medievales donde el oceano era considerado una dama de atributos inexplorados. Aún sigue siéndolo. Pero hemos perdido el encanto de observar ciertas cosas, de burlarnos e ciertas cosas. The tiger lillies mientras tanto sigue mofándose de aquellos detalles que a tráves de la historia hemos ido olvidando, riéndose de las creencias, admirando la muerte o simplemente contando historias sobre la biblia. Es este el resumen de este álbum, "La muerte y la biblia" donde se exponen una serie de relatos satíricos y/o discretos sobre los dos conceptos que tanto se han relacionado. Dark cabaret clásico que vence al paso de los años, tres tipos excéntricos y acordeones parisinos, nos dejan este trabajo nacido en el 2004. Aquí el contenido.

Tracklist:

1. Incontinent.
2. Bleeding hands of jesus.
3. Scars.
4. Bleeding.
5. Fairground.
6. Thieves.
7. Graveside.
8. Mary magdelene.
9. Stawberry jam.
10. Satan.
11. Meat.
12. Purgatory.
13. Neon.
14. Judas.
15. In my hearse.
16. Mourn.
17.  Green hill.
18. Die.


jueves, 21 de febrero de 2013

10 pasos de un ciclo asesino

 I

Un gesto amable,
de inusitada gracia,
se desliza en una noche
  estoy junto a mi amada. 


II

La sonrisa se asoma
entre la luz tenúe de la calle,
y tus ojos flotantes
en la oscuridad absorbente.

III

Y te he visto, te he visto sangrando
he notado cómo rosa calidamente el filo
del cuchillo que se aferra a mi mano,
es similar a la belleza de tus labios arrugados.

IV

Cierras los ojos, se acerca al vientre
cae la luz de la calle, como si algo se interpusiese
caes tú en el suelo intentando encontrar su rastro
buscas la esperanza, yo lo sé. Es que tanto me has amado.

V

Se tropiezan las mentiras que acompañan tu débil llanto,
yo te miro allí sentado soltándote de la mano,
has sido tú la persona que tantos bufones en mi camino ha colocado
ya no tienes teatro, no tienes escenario.

VI

Veo cómo caes ¡¡cómo caes!!
y siento envidia de tu ligereza y rapidez,
¡Fuiste tan débil y aún en el borde del abismo lo eres!
una voz en mi oído grita "Ángeles muertos".

VII

Te persigo precipitado,
siento como te voy alcanzando;
has recorrido más sangre que yo
siento no poder lograrlo. 

VIII

Grito al verte con los ojos cerrados,
las tinieblas, en tu vista, están bailando
yo no siento poder llegar contigo,
mi táctica nos ha fallado. 

IX

Han seguido días más fríos,
pero igual de calmados
estás callada en el ataúd
entrando a las puertas de un olvido macabro.

X

Me preguntas cada noche
¿qué es lo que has hecho malo?
observo tu espectro mientras bebo de un café
y te digo sin dudar:
"siéntate de nuevo para que lo vuelvas a saber".

                                                                                    -José David León Rodríguez-

miércoles, 13 de febrero de 2013

Ataud vacante - Lenguaje abierto (1986)


Ataud vacante es también una de las joyas del punk en España. Fue la banda que continuó después de la disolución de Familia Real con algunos de sus ex integrantes. Ha tenido muchas influencias dentro del punk de España e incluso dentro del afterpunk, esta es su maqueta llamada "Lenguaje abierto" sacada en el año 1986 después de haber recorrido gran parte de las islas que hay en el país. "Lenguaje abierto" pasa a ser entonces considerado como uno de los mejores álbumes que tuvo en la época la movida siniestra y la movida del punk. Actualmente la banda todavía toca en algunos conciertos de reunión con bandas como Ilegales, Los ronaldos, Supermax, etc. 

En mi opinión el álbum debe de ser escuchado si es que tanto gustas de la movida ochentera de España. Aquí el disco.

Tracklist:

1. Lenguaje abierto.
2. Mujeres de provecho.
3. No nos queda tiempo.
4. Bombas hess.
5. Amo a los muertos.
6. Mercenarios.
7. Ser a su voluntad.
8. Sin piedad.
9. Bebe.



Abandoned toys - The witch's garden (2007)


Los juguetes abandonados (Abandoned toys) es un proyecto de un músico, compositor de música clásica que trabaja dentro del mundo del Cine y ha decidido llevar parte de su talento a un proyecto musical. Trabaja tanto como en campos de la música oscura, la música experimental y música "new age". Con un amplio conocimiento de la música clásica, este compositor cuyo nombre es Brett Branning se hace campo dentro del campo contemporaneo y haciendo uso de nuevas tecnologías e instrumentos deja su huella dentro de la historia de la música clásica. Este álbum es toda una rareza para los amantes de la música new age y el dark ambient; además su estructura musical es muy amplia y claramente nos deja una idea que tanto la música experimental como la de ambientación siniestra pueden tener también un montón de teoría musical tras ella.

Aquí una muestra del álbum:


Tracklist:

1. Within a lilac clutch.
2. The witch's garden (Prelude).
3. Vermillion reflections. 
4. Where red shadows slumber. 
5. Flickering embrace (con Justin Jones).
6. The great dreaming swan. 
7. Spiraling into the sun.
8. Flowering ashes. 
9. The witch's garden.


martes, 12 de febrero de 2013

The damned - Phantasmagoria(1985)


The damned es una banda muy influyente en varios estilos del rock, en especial del punk. Son considerados los pioneros del punk en Inglaterra, pues nacieron antes que los Sex pistols aunque consiguieron una grabación musical luego de ellos. La banda ha pasado por diferentes etapas que se han visto ligadas a la formación de esta o al estilo de alguno de sus integrantes. Este álbum es una joya. Nos muestra un estilo muy distinto al que venía trayendo años atrás, con su actitud cómica. Es aquí donde el estilo recae aparentemente sobre quien se considera el pionero de la estética gótica Dave Vanian, ex-sepulturero, Vanian traía a la banda un tinte gótico. Phantasmagoria es pues no sólo uno de los albumes más citados dentro del rock gótico sino también la incursión y experimentación de una banda sobre el género siniestro, la verdad es que todas las canciones del álbum son muy pero que muy recomendadas. El cambio siniestro que tuvo The damned se vio a partir del Black Album pero es este trabajo la máxima expresión que considero pudieron tener dentro del género. 

Aquí una muestra:


La banda, totalmente recomendada. No sólo este álbum, la verdad es que su estilo punk rock es muy enérgico y muy clásico. Aquí sin más que decir el álbum.

Tracklist:

 1. Street Of Dreams.
2. Shadow Of Love.
3. There'll Come A Day.
4. Sanctum Sanctorum.
5.  Is It A Dream.
6. Grimly Fiendish.
7. Edward The Bear.
8. The Eighth Day.
9. Trojans.


viernes, 8 de febrero de 2013

GBH - City Babys Revenge (1984)


Hoy traigo al blog una banda conocida proveniente de Inglaterra. Se trata de GBH una banda ya reconocida dentro del hardcore y el punk en general, con guitarras energéticas, ruido contundente y letal debe de ser publicada para los ruidofilos del blog. La banda formada en 1978 y actualmente activa, fue influenciada por bandas de punk clásicas o de rock maloliente, como podemos ver en este disco una de sus influencias fueron los Stooges. También ha sido muy citada por diferentes géneros como el metal debido a la gran influencia que ha tenido en la música underground. Este álbum, que fue su segundo álbum de estudio fue lanzado en 1984 y su título lleva un nombre parecido al primero que sacaron que fue el debut de la banda. Recomendada para todas aquellas ratas que quieran disfrutar de un buen punk acelerado. Aquí el contenido:

Tracklist: 

1. Diplomatic Immunity.
2. Drugs Party In 526.
3. See The Man Run.
4. Vietnamese Blues.
5. Womb With A View.
6. The Forbidden Zone.
7. Valley Of Death.
8. City Baby's Revenge.
9. Pins And Needles.
10. Christianised Cannibals.
11. Faster Faster.
12. High Octane Fuel.
13. I feel Alright (Cover de los Stooges).
14. Skanga (Herby Weed).


Por cierto, para las personas que intentaron entrar al blog en estos últimos días y no pudieron todo fue un mal entendido, bueno es que me habían baneado la cuenta de 4shared con lo que todos los discos publicados en el blog se perderían. Pero al parecer era una renovación de licencia o algo así, por lo tanto el blog seguirá activo trayendo más música underground. 

Recuerden que cualquier pedido puede dejarse en nuestro grupo en facebook: 

http://www.facebook.com/groups/262072510526369/

También pueden contactarnos allí si es que quieren que su banda o sus escritos sean publicados en el blog. Salud. 

lunes, 28 de enero de 2013

The cure - Faith (1981)



Personalmente no me gusta mucho esta banda pero la subo para que hayan más visitantes en esta página. The cure es una banda de rock formada en 1976 que viene de Inglaterra. Ha tenido muchos cambios en su estilo y en su formación desde que se formó. Quizás muchos de ustedes ya habrán escuchado clásicos de ésta como "Friday I'm in love " o "Boys don't cry". La banda es reconocida dentro del rock pues sus letras han sido consideradas muy buenas y su estilo variante la convierte en algo único. Personalmente la banda no quiere que se le dé la etiqueta dentro del rock gótico aunque sus inicios fueron depresivos y con sonidos muy cargados por estos estilos. También se considera que comenzaron el post punk junto con Joy division y Siouxsie and the banshees. Personalmente, los temas que tocan hoy en día no es que me gusten mucho en la actualidad; pero álbumes como éste fueron de los primeros materiales que yo escuché sobre la banda y sobre la música siniestra. Actualmente piensan venir a tocar a mi país Colombia, un concierto programado para el 19 de abril del 2013. Los interesados pueden entrar al siguiente link: 

http://vive.tuboleta.com/shows/show.aspx?sh=UCURE13

Sin más que decir he aquí el álbum de ellos:

1. The holy hour.
2. Primary.
3. Other voices. 
4. All cats are grey. 
5. The funeral party.
6. Doubt. 
7. The drowning man. 
8. Faith. 



jueves, 3 de enero de 2013

Escritor de cuentos de terror

He pasado hambres estos últimos días, las ventas siguen declinando mientras pienso en qué sería lo mejor por hacer. Miro la cocina un poco vacía de comida rancia; ¿será que he perdido el tiempo en este trabajo? hace mucho he sobrevivido con pocas migajas de comida pero ahora me encuentro en la completa ruina. Dentro de una habitación pequeña miro el techo constantemente preguntándome ¿será que he perdido el tiempo en este trabajo?

A las fueras de mi hogar se encuentra gente que parece estar hipnotizada cada día más, censurando lo que hago, blasfemando de mis ideas. ¿He de estar equivocado todo este tiempo? hace mucho no tomo la pluma ni me ubico en mi butaca, no hay ni una sola Musa que se acerque de nuevo a mi papel. Si, soy un escritor de cuentos; de cuentos que hablan del terror y he aquí mi decadencia. Durante los viejos años en los que la tecnología era poca y la sociedad se mantenía un poco más unida veía como las personas temían a personajes sobrenaturales; personajes que reales o no producían un sentimiento tan puro como el Amor, hablo ahora de mi materia prima. Me refiero únicamente al Miedo.

Desde que era un niño me apasionó lo desconocido, da la casualidad que para nosotros los seres humanos está demasiado ligado lo desconocido al Miedo. La Curiosidad, el Miedo me impulsaron a ser lo que ahora soy. Nunca fui famoso ni muy reconocido, por lo menos tenía unas cuantas monedas con las cuales sobrevivir; sí, eran por las quiméricas historias que engendraba acompañado de mis propias sombras. ¡Ahora la actualidad ha acabado con mi vocación! veo por las calles a niños creyendo tener amigos imaginarios, vampiros, hombres lobos, momias ¡¿qué ha sido eso?! hubiera temido de ver siempre a un personaje asesino junto a mi lado. No han pasado a lo sobrenatural, sólo piensan convertirlo en moda; es lo que siempre he creído. Los vampiros ahora van a la escuela y hay programas televisivos e incluso películas que los muestran así, se enamoran y no es de la sangre. Los vampiros ahora, los demonios ahora son las personas. ¿Qué ha pasado? mi trabajo, nuestro trabajo, era transportar a los seres humanos hacia nuestras aciagas tierras; debíamos llevarlos hacia nuestros infiernos y exponer nuestras más tétricas creaciones y llantos. ¿Dime si acaso ahora las sombras son tiernas? son esas las causas de la falta de comida.

Miro el techo, pues si escribo, seré rechazado por todos. Me dicen constantemente que he perdido la concepción de una buena escritura y me he tornado incoherente, ¡Qué aburridas son tus historias!. Creo que lo que esperan es alguno de esos romances, debe de ser algo como eso, quieren leer o ver películas de esas en las que se hacen y se tienen las cosas que nunca se han logrado. Quizás quieren ocultar su propio vacío. He escuchado mencionar a varias personas que nuestro trabajo ha sido censurado, que ahora la sociedad son simples borregos ansiosos de amores imposibles, que somos considerados enfermos. ¿Enfermos? ¿no es acaso nuestra escritura un amor diferente? no entiendo si es que siempre se debe de amar a lo real. Claro es que los dueños de nuestras vidas han decidido que el Miedo debe de alejarse del ser humano, ¡Causará muy pronto comportamientos extraños en las multitudes! todos suelen hacer lo mismo que en las películas, eso dicen.

Falsos autores del terror se paran en los escenarios, de letras y pantallas grandes, exhibiendo persecuciones que muchas veces no tienen sentido y que siempre terminan en lo mismo. Los pianos tétricos han sido reemplazados, los asesinos ahora van al trabajo. ¿Modernizar acaso el terror? yo no veo eso, ¿desde cuándo un chupa sangre tiene compañeros de salón? ¿desde cuándo un hombre lobo combate por una mujer?. Ahora presento una de mis obras y son rechazadas; la tendencia ya está marcada y debemos seguirla porque así se dicta. Parece que el Papa hubiera comprado todos los libros de Terror y quisiera cambiarlos, parece que hubiera comprado la empresa del Horror. ¡No se han dado cuenta acaso! un asesino puede matar a su víctima con el mismo amor que se le da una rosa, no justifico a nadie, sólo admiro los comportamientos que la demás gente repudia y no se pregunta por el placer que quizás conlleve el hacerlo.

Muerto de hambre y condenado me encuentro, las Musas oscuras, de ver toda esta burla se han ido de nuevo a sus avernos. He escuchado de lejos su grito "¡Nos han arropado!". Parece un gran alivio para quien encuentra su sosiego durante el día, pero será una gran tortura para aquellos que sólo conciliamos el sueño en medio de laberintos interminables. No vale la pena escribir más Terror ahora, si no se tiene la imagen tierna que los anuncios de la televisión dan; de esos muñecos de Frankenstein que tienen más apariencias de peluches, serán rechazados. ¡No es cierto que la oscuridad ganará a la luz en el nuevo milenio! parece ser que la Luz en ciertas ocasiones tiende a ser más peligrosa que la misma oscuridad, si, hablo de aquella exagerada que ciega a más de uno de sus seguidores. Nos han censurado a nosotros, rechazado y mandado al psiquiatra, nuestra cárcel y más temido lugar. Donde se nos obliga a pensar de formas que sean acordes al gusto de los demás ¿cuándo quiero yo creer en un dios? para mí lo único que merece tal reverencia son los simples y llanos relatos, que hablen de lo que sea; de mi preferencia los que este mismo escrito deja claro. No quiero ver la Esperanza si para mí el tranquilidad está en el desasosiego, no quiero sentarme en un sillón en medio de un campo sin que mis demonios me acompañen a la hora del crepúsculo.

He de mirar las arañas, el crujido de las puertas desvencijadas, las risas y situaciones vacías de la gente. Todo eso para mí forma parte de un rompecabezas que poco a poco puede tornar una historia perfecta de Miedo, sin olvidar un gran factor y ese es lo excéntrico. Las costumbres extrañas, las que nadie comprende, las escenas ilógicas. Esta obsesión a la muerte que como toda obsesión se convierte en Amor, impulsa mis deseos a escribir historias de Terror. ¡Oh, cómo deseo una que asuste hasta el más fuerte de los nervios! que la muerte pueda visitarlo en sus sueños, mostrarle que todo lo que he mencionado tiene algo de verdad.

¡Que vea su cuerpo pudriéndose en medio de los gusanos! la muerte es lo único que no han podido convertir en una Moda, por más suicidios estúpidos que hayan estoy seguro que aquellos despistados se encontrarán en un vórtice, un portal donde muchas de mis elucubraciones podrán comprobarse. En definitiva, el Terror ya ha perdido mucha fuerza. Ya nadie tiene miedo pues a todo se le ve su chiste, a todo se le ha sacado su rabia.

Les llegará el momento a todos esos aferrados a la Esperanza, el momento será tan profundo que quizás olviden todo lo que en este mundo existió. La Muerte puede llegar a tanta severidad que podremos tomar por Fantasía todo lo que hemos vivido. Se burlan constantemente de los pensamientos malditos y las pesadillas, les toman como si fueran un juego. Olvidar que estamos hechos también de oscuridad es un grande y terrible error. Hemos sido puestos en una cuerda de equilibrista y nos hemos inclinado hacia la Derecha, la Izquierda tiene malos agüeros. Me levanto y busco en la cocina un poco de esa comida rancia, sé que si la como sentiré nauseas de nuevo; estaré mal de la salud. No tengo otra opción pues mi trabajo de buen orador ha sido menospreciado por no arengar sobre lo que ellos desean. ¡Es demasiado frustrante la idea! de ser rechazado y exiliado por no escribir sobre sus estúpidos cuentos.

Quisiera en estos momentos tener un alimento mejor, podría escribir sobre Amor si tan sólo pienso en la Muerte como mi vecina, pudiera escribir bonitos versos pensando que fornico con ella. Pero no tiene gracia tomar lo que es como una simple ilusión material para conseguir algo de comida, prefiero envenenarme con esta comida rancia. Que si la muerte visita el lecho un día de estos me otorgue de nuevo ese placer de danzar con mis queridas Musas negras, que hagamos una orgía o más bien un Aquelarre.

Esperaré mirando el techo la hora en que un niño sienta llanto a la Medianoche por algunas de mis palabras. Soy un Escritor de cuentos de Terror, hoy en día sinónimo de Vagabundo enfermo.

                                                                               -José David León Rodríguez-

Articulos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...