lunes, 14 de abril de 2014

Espíritu y elementos

En verdad la combinación del rojo y el azul sólo puede ser blanco si se habla de la luna.

Te he nombrado Eclipse, 
mi más preciado elemento,
sonidos sinceros y alguno que otro lamento,
deslizándose en mi alcoba. 

En verdad la combinación de todos los colores sólo pueden ser blanco y negro si se habla de un piano. 

Te he nombrado Iris, 
mi más preciado elemento,
las caricias de tus escalas pueden expresar,
cuanta belleza y horror puedo engendrar.

En verdad la combinación de los colores negro y blanco sólo pueden ser recíprocos si se habla de la luna.

Te he nombrado Cosmos,
mi más preciado elemento,
eres el espía oculto que no se deja ver,
camuflado siempre entre las cuerdas y la pared.

En verdad, mi combinación perfecta, tiene ingredientes indeterminados.

Te he nombrado Luna,
mi hermosa niña y amada,
eres la brisa que deshace los barrotes,
de mi horrible jaula,
quien calma a un prisionero,
por los minutos, horas y días maltratado,
he estado mucho tiempo ausente escondido en el fondo
acongojado por las arañas que en la entrada se han quedado,
llámame con tu voz mi amada y niña,
Cosmos, Iris y Eclipse traerán consigo la manera de escapar,
llámame de nuevo,
que inventaré cualquier excusa ante las arañas,
les diré que paren de tejer sus confusas casas,
acércate a la puerta mi niña hermosa,
no soy quien dibuja espirales en los muros.

-José David León Rodríguez-

No hay comentarios:

Articulos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...